Los sueldos de los directivos de banca: el silencio de Europa

Los Estados Unidos comenzaron su ofensiva contra los sueldos que considera excesivos. Para ello nombraron como Gran Inquisidor de las remuneraciones a Kenneth Feinberg, que ha puesto en marcha unas medidas que empiezan a funcionar. ¿Cuál es la filosofía que hay detrás de este enfoque?

En primer lugar, es para las empresas sujetas a la ayuda del gobierno. Siete empresas, bancos y compañías de automóviles han tenido hasta el día 13 de agosto para presentar sus propuestas en materia de remuneraciones. Pero lo que es particularmente interesante es que la norma del gobierno se extiende también a más de cien 100 directivos. No todo son comerciantes y técnicos.

Toro de Merril Lynch

Toro de Merril Lynch

Es un ejercicio difícil. Deben encontrar un equilibrio entre la necesidad de estar en condiciones de pagar los conocimientos y el talento necesarios y de retener los impuestos de unas cuantías económicas que han indignado a la mayoría de los mortales. Uno de los parámetros será la proporción entre el efectivo y acciones. Esto está claramente en la remuneración total, no sólo los salarios. Detrás de lo que parece ser un punto de vista técnico, se encuentra una filosofía que trata de armonizar el sistema de pago en los resultados a largo plazo de las empresas de que las primas de la concesión. Acciones de manera distribuida en realidad no son libres y sólo podrán venderse después de un largo o más corto, generalmente de tres a cinco años.

Otro parámetro es la base de estas ganancias: Un punto débil de este sistema es pagar de acuerdo a las actividades inmediatas de la persona en cuestión, sino también promover la “aceleración” de los comités que los convierten en bonificaciones de inmediato.


La ausencia de tal sistema ha creado un caos increíble, llevando a Merrill Lynch a finales de 2008, por ejemplo, después de perder más de 10 mil millones de dólares a distribuir a 750 de los no afectados por estas pérdidas un total de 3,6 mil millones de dólares. Antes de la fusión con Bank of America (este tema está siendo investigado por el Fiscal de Distrito de Nueva York). Ahora se prevé la distribución de la compensación variable basada no sólo en actividades específicas, sino también el rendimiento de la empresa.

El tercer parámetro es la transparencia: el reto para las empresas, es decir, de las que cotizan en bolsa, dar explicaciones detalladas sobre la remuneración de la gestión de puestos claves, incluyendo el conjunto de políticas que tienen que ver con la “salida” de directivos de la empresa. Es de esperar que la obligación de publicar tendrá un efecto negativo sobre los salarios. Esto parece posible, pero el cinismo de Wall Street está tan arraigado que sería absurdo pretender que ahora vengan a decir lo que cobran estos señores. Tengo la sensación de que muchos no lo deben tener claro.

Estos tres elementos relacionados con el rendimiento a largo plazo y la remuneración más colegiada y menos individual, y todo ello publicado en detalle, puede servir para reducir algunos de los excesos que hemos vivido en fechas pasadas.

Todo el debate está en la vanguardia de la reforma que el presidente Obama busca aprobación. En este contexto, Europa parece una vez más totalmente ausente: el grito de indignación contra Goldman Sachs no debe hacernos perder de vista que lisa y, probablemente, la publicación, el Deutsche Bank, HSBC, BNP Paribas, UBS y muchos otros están dejando de lado miles de millones de euros en bonificaciones para sus ejecutivos.

Alfredo Saenz, Banco Santander

Alfredo Saenz, Banco Santander

Decididamente, la transparencia no es un valor europeo, y sin embargo, depende de que se hagan ciertos cambios en las actitudes y valores de la clase empresaria de alto nivel. Casi mejor no criticar por una vez a los americanos y sigamos guardando el secreto de cuanto cobran algunos. Porque otros no se ruborizan en publicar que ganan 9,6 millones de euros al año con la que está cayendo (y me refiero al vicepresidente del Banco Santander). ¿Nadie se atreve a jugar a crear malestar social y político?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...