Lehman Brothers, historia de una quiebra

Más de tres años después de su quiebra, Lehman Brothers sigue siendo un caso paradigmático sobre la voracidad de la crisis. Su caída fue el punto de arranque de la escalada de la crisis de liquidez en todo el mundo.

La caída de Lehman Brothers dio pie al inicio de la que ha sido llamada la peor crisis financiera contemporánea. Hace diez años nadie hubiera vaticinado la caída de este gigantesco emporio financiero, y mucho menos que su desaparición arrastraría a todo el sistema económico mundial hacia la recesión. Inicialmente, la crisis se bautizó como la fallida del sistema de las ‘hipotecas subprime’, pero la rápida extensión de la misma pronto traspasó las fronteras corporativas, hasta convertirse en una crisis de liquidez global. Sin embargo, cabe recordar cómo empezó todo: el empacho financiero de ladrillo de las grandes corporaciones estadounidenses, auspiciadas por las agencias de la calificación y compañías aseguradoras fueron el detonante que desató la crisis.

sede de Lehman Brothers en Nueva York

Para muestra un botón: Lehman Brothers había sido una de las principales joyas de la corona del sistema financiero estadounidense. El holding fue fundado en 1850 como compañía global de servicios financieros de Estados Unidos, entre ellos banca de inversión, activos financieros y renta fija. Superada la Segunda Guerra Mundial Lehman Brothers inició la década de 1970 con la adquisición de la financiera Abraham & Co, además de la fusión con Kuhn Loeb & Co, con lo que se formaba el grupo Lehman Brothers, Kuhn, Loeb Inc, el cuarto banco de inversión más grande del país, detrás de Salomon Brothers, Goldman Sachs y First Bonston.

Sin embargo, los créditos subprime socavaron el corazón de Lehman, hasta provocar una seria acumulación de pérdidas relacionados con los títulos hipotecarios que la compañía había adquirido a lo largo del año 2007. En el segundo trimestre fiscal, Lehman Brothers informaba de pérdidas de 2.800 millones de dólares, por lo que se vio obligada a vender 6000 millones de dólares en activos. La compañía llegó a perder el 73 por ciento de su valor en bolsa, y en agosto de 2008 despedía a 1.500 personas, el 6 por ciento de toda su plantilla.

La bomba estallaría el 13 de septiembre de 2008, cuando el presidente de la Reserva Federal de Nueva York declaraba la posibilidad de liquidar los activos de Lehman para sanear la empresa, aunque los acontecimientos se precipitaron, y el 15 de septiembre de 2008 Lehman Brothers anunciaba la presentación de quiebra al renunciar a sus posibles compradores. El caso Lehman Brothers se convirtió en el ejemplo de la voracidad de la crisis supbryme, y un punto y a parte que cambiaría para siempre las relaciones financieras en el mundo.

Foto: David Shankbone, en Wikimedia Commons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...