Las ganancias de ING en España se reducen de forma drástica

El año 2017 no fue especialmente bueno para ING en España a la vista de la bajada de sus ganancias.

ING en España

La institución financiera de origen holandés ha establecido que sus beneficios en España en 2017 han disminuido considerablemente, tanto que ha sido una reducción del 51% en comparación con el año anterior. En total ING alcanzó un resultado neto de 72 millones de euros, que equivale a la mitad de lo conseguido en 2016.

Principalmente esta pérdida se debe a dos causas concretas. La primera de ellas es la falta de ingresos extraordinarios, como por ejemplo la venta de un local o la gestión de carteras de valores. Y la segunda causa es la dotación que llevó a cabo para sufragar de manera eventual a procedimientos judiciales por gastos derivados de temas hipotecarios, como por ejemplo, las cláusulas suelo.

Sin embargo, ING ha sido una de las pocas entidades bancarias que tomó la iniciativa de crear un fondo de ahorro para prevenir y hacer frente a probables condenas en base a sentencias judiciales. Se desconoce el importe exacto de esta asignación, pero parte de ella probablemente la podrá retirar tras la sentencia del Tribunal Supremo, por la cual se falla en beneficio del sector financiero en cuanto al cobro de gran parte de los gastos de constitución de los créditos para la obtención de una vivienda.

Se ha sabido que el grupo holandés se arriesgó a subir las provisiones en un total de 186 millones de euros para varios temas concretos. El primero de ellos es hacer frente a los procedimientos judiciales en España sobre asuntos hipotecarios. En segundo lugar, también se hizo para desarticular un negocio en Luxemburgo. Y en tercer lugar, para soportar un asunto procedente de los Países Bajos.

No obstante, gracias a las provisiones que llevaron a cabo de manera preventiva, los ingresos de ING aumentaron sutilmente en un 2,2% a pesar de las pérdidas ocasionadas por agentes negativos como el contundente descenso de los intereses en su famosa Cuenta Naranja, que es uno de los grandes reclamos de la entidad para atraer nuevos usuarios. Pero ING ha subsanado esas pérdidas con el crecimiento de su Cuenta Nómina, con la que llegó a conseguir captar a más de 200.000 nuevos clientes. Actualmente tienen domiciliadas sus nóminas casi dos millones de españoles. El grupo holandés señala que creció en 2017 debido a dos desafíos en su actividad: la financiación a particulares y la mercantilización de fondos de inversión, las carteras de valores y los planes de pensiones. En un futuro cercano se espera que los resultados mejoren notablemente.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...