La banca pondrá 2.000 millones para preferentes

El Consejo de Ministros ha decidido que los bancos aporten 2.000 millones de euros a través del FGD para hacer frente a las preferentes de Novagalicia Banco y Catalunya Banc, entidades que no cotizan en Bolsa.

Uno de los puntos más esperados del último Consejo de Ministros era el que se refería a las participaciones preferentes, uno de los productos que los bancos colocaron a muchos de sus clientes que han perdido buena parte de sus ahorros en ellas. Finalmente, el Consejo aprobó una derrama extraordinaria para todas las entidades financieras, que deberán aportar 2.000 millones de euros al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) para que se puedan canjear las preferentes de Novagalicia Banco y de Catalunya Banc, ambas intervenidas por el Estado.

A diferencia de lo que pasa con Bankia, ni la entidad gallega ni la catalana cotizan en Bolsa, por lo que las preferentes no pueden cambiarse por acciones como hace unos días se anunció que pasaría con Bankia y como pasará con el resto de entidades que están en el parqué, una solución que ha recibido el visto bueno de Europa. Para las entidades que no cotizan, el FGD será el mecanismo que se utilice para convertir las preferentes en dinero líquido.

La comisión gestora del FGD será la encargada de fijar cuánto dinero aporta cada banco al Fondo. Según el ministro de Economía, Luis de Guindos, las aportaciones se harán en dos años, aunque el 40% se dotará en los primeros 20 días de 2014. Los datos que maneja de Guindos hablan de que hay en circulación unos 2.000 millones de euros emitidos en preferentes, deuda subordinada o híbridos, que afectan a 300.000 personas. Los bancos colocaron el 75% de estos productos entre 2008 y 2009, cuando empezó la crisis.

Esta comisión también establecerá las excepciones que permitirán a entidades pequeñas o intervenidas por el FROB eximirse total o parcialmente de participar en esta derrama. Las aportaciones de cada entidad a la Sareb, el «banco malo», también podrá suponer una exención. Esto podría suponer que entidades que todavía no hayan entrado en el capital de la Sareb lo hagan para beneficiarse de una reducción en esta derrama. El plazo para participar en el banco malo se acaba a final de año.

El Fondo de Garantía de Depósitos es una especie de «hucha» financiada por las entidades financieras que sirve principalmente para garantizar los depósitos inferiores a los 100.000 euros ante posibles derrumbes. Además, también debe garantizar la solvencia y el funcionamiento de bancos en dificultades. Cada entidad aporta una cantidad al año según su cuota de mercado, aunque puede establecer derramas extraordinarias como esta o incluso endeudarse con préstamos o en el mercado.

Fuente: El Mundo

Foto: RinzeWind

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...