La banca arrastra el lastre del ladrillo

El ladrillo continua siendo un lastre para los balances de los bancos. Las principales entidades financieras del país acumulan 1.700 millones de costes derivados del tocho en los últimos tres meses.

La crisis del ladrillo sigue azotando a la economía española, especialmente a los bancos, que no ven la manera de sacar lastre. Las entidades financieras siguen asumiendo en sus balances miles de millones derivados de activos inmobiliarios, y no ven la manera de canjear las deudas con promotores insolventes y tapar las brechas de los impagos. Las principales entidades financieras del país arrastran un acumulado de ladrillo cifrado en 1.713 millones de euros. Las futuras pruebas de estrés de la banca y la incertidumbre en los mercados internacionales de financiación podrían echar por tierra los balances de las entidades, que en muchos casos han optado por la creación de ‘bancos malos’ para sacar lastre.

Caixabank, BBVA, Bankia, Sabadell, Popular y Bankinter arrastran un stock de 1.713 millones de euros en ladrillo en tan sólo tres meses. Lo peor es que dicha cifra hace referencia al importe neto de dichos inmuebles, esto es, descontado a las provisiones que las entidades financieras tienen provista para hacer frente a dicho contratiempo, que, por otro lado, ha crecido dos puntos porcentuales desde el mes de junio, hasta situarse en torno al 30 por ciento, según los criterios fijados por el Banco de España.

Sede del BBVA en Bilbao

Uno de los principales incrementos lo cosecha CaixaBank. El banco cotizado por La Caixa arrastra un acumulado de 661 millones en ladrillo desde el mes de marzo, eso pese a haber sido despojado de los activos más tóxicos, dejando en dicha entidad los valores más seguros del negociado. Entre junio y septiembre, dicho stock casi se ha triplicado. En este sentido, los directivos de la entidad catalana empiezan a considerar la creación de un ‘banco malo’ como la mejor de las soluciones para sacar el pesado lastre. La mayoría de los activos inmobiliarios de Caixabank son gestionados por Servihabitat, la inmobiliaria de la Caixa, aunque 503 millones proceden de canjes de deuda y 145 de embargos a particulares. La Caixa ha reforzado hasta 14 puntos la ratio de cobertura de dichos inmuebles, hasta el 29 por ciento.

Con respecto al resto de las entidades financieras, cabe destacar la elevada sumisión del BBVA, la segunda entidad en el ranking, con un 14,9 por ciento de incremento de activos inmobiliarios, valorados en 579 millones de euros. El segundo banco español tiene un total de 6.024 millones de créditos problemáticos relacionados con el ladrillo, des lo cuales 3.576 millones son dudosos, con un ratio de un 24 por ciento. El tercero en discordia es Bankia, con un 6,7 por ciento y un ratio de cobertura que se mantiene en el 27 por ciento, seguido de Sabadell, con una subida del 4.5 por ciento. El ladrillo continúa pesando, y mucho, en los ya maltrechos balances de los bancos.

Foto: Zarateman, en Wikimedia Commons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...