La Audiencia Nacional mueve ficha e imputa a otros siete exdirectivos de Caja Castilla- La Mancha

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz imputa a otros siete exdirectivos de Caja Castilla- La Mancha por dar luz verde a operaciones «singulares» que afectaron a la estabilidad de la entidad

ccm

La justicia vuelve a hacer acto de presencia en el escenario económico. La Audiencia Nacional ha movido ficha imputando a un total de siete ex directivos de Caja Castilla- La Mancha por dar luz verde a diferentes operaciones que se enmarcan dentro de la categoría de «singulares». El juez Pablo Ruz entiende que el visto bueno concedido para estos movimientos afectó y fue contrario a la situación patrimonial de la entidad.

La maquinaria judicial empieza, de esta forma a moverse, y los siete integrantes de la Comisión Ejecutiva de Caja Castilla- La Mancha, enseña financiera desaparecida en la actualidad, tendrán que personarse en los juzgados para declarar los próximos días 20 y 21 del mes de noviembre.

El paso por los juzgados de este grupo de siete ex mandatarios de la entidad es importante, ya que está en espera explicar y resolver la situación de deriva a la que se sometió a la caja, tras acumular un agujero contable que se elevó hasta los 267 millones de euros, según se desprende de los informes que aparecen en la causa.

La lista de imputados del magistrado Pablo Ruz incluye al secretario de la Comisión Ejecutiva de la caja José Fernando Sánchez Bódalo; José María Fresneda Fresneda; Carlos Jiménez Morante; Emilio Sanz Sánchez; Tomás Martín-Peñato Alonso; Florencio Hernández Gutiérrez y Federico Andrés Rodríguez Morata.

La gestión de las cajas de ahorro ha estado en el punto de mira de los tribunales y también de la calle, tras conocerse casos como el de Caja Mediterráneo (CAM) y otras entidades en las que los movimientos realizados por sus cúpulas han puesto en tela de juicio cuestiones como el beneficio común de las enseñas o la transparencia a la hora de desempeñar funciones en las altas esferas de las cajas.

Cabe recordar que Caja Castilla-La Mancha pasó a estrenar el casillero de entidades intervenidas como resultado de su mala gestión. En este caso concreto, los pasos dados por la Audiencia Nacional hacen planear sobre los imputados un delito societario de administración desleal.

fuente: El Mundo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...