España, el país sin transparencia

Invertir en España se ha convertido en un deporte de alto riesgo. Bien lo saben las instituciones europeas, que han preferido esperar al informe de Oliver Wyman antes que arriesgar dinero comunitario en una empresa más que fallida: el banco malo español, es decir, Bankia. La entidad nacionalizada no ha llegado a los plazos previstos y pide dinero para poder sobrevivir hasta antes del rescate. El FROB se lo ha concedido.

El problema de la transparencia en España tiene todas las papeletas de convertirse en perpetuo. Y un buen ejemplo de ello es lo que está pasando con Bankia. Nadie se fía de lo que pasa en nuestro país y mucho menos de las cuentas que se presentan. El otro día estuve comentando el hecho de que el gobierno español, o mejor dicho el Banco de España vía FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria), haya inyectado cerca de 5.000 millones de euros a la entidad nacionalizada antes de la intervención europea. El tema, sin duda, dejó bastantes dudas sobre la gestión de la crisis financiera en España. Estas se han duplicado al saberse que la propia Comisión Europea y el Banco Central Europeo han evitado cualquier tipo de estimulación de crédito al no fiarse de las cuentas presentadas por Bankia.

Europa no se fía de España

No obstante, desde Europa sí que se ha visto con buenos ojos que sea España la que inyecte dinero al banco español. De hecho, el comunicado enviado desde las instituciones europeas lo dejan claro: “El Eurogrupo saluda la intención del FROB de proceder a una recapitalización puente de BFA-Bankia con vistas a garantizar que el grupo cumpla los estándares normativos mínimos de adecuación de capital a la espera del proceso completo de recapitalización y reestructuración que está en marcha según los términos del programa de asistencia financiera”. Desde Europa, como es lógico, prefieren las opiniones externas, mucho más fiables que las que se vierten en el interior de nuestro país.

Las instituciones europeas han aprendido que en España hay más gañanes que gente honesta, o al menos se dejan notar más. Por este motivo, el Eurogrupo ha decidido esperar al informe de la consultora Oliver Wyman sobre la banca española antes de arriesgar una gran suma de dinero de manera innecesaria. Este es un síntoma de la escasa confianza que despierta España en la Unión Europea. Y gran parte de culpa de ello la tiene la falta de transparencia, algo que los españoles conocemos bien y, mucho más, con este gobierno. El Partido Popular, en los pocos meses que lleva en el poder, lo que de verdad ha demostrado es saber ocultar información, jugar al despiste y contradecirse continuamente. Ya basta de que no se defiendan los intereses de los ciudadanos, y se proteja a capa y espada los de los banqueros. La solución al problema parece estar más lejos que nunca.

Foto: ofernandezberrios

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...