El Sabadell se interesa ahora por Catalunya Caixa

Tras adquirir Caixa Penedès, Banco SAbadell se plantea la compra de Catalunya Caixa

Sabadell

Una oficina del Banco Sabadell

Tras el reciente acuerdo de adquisición del Banco Mare Nostrum (BMN) en Catalunya y Aragón, el Banco Sabadell centra ahora su punto de mira en Catalunya Caixa. Su última compra ha sido la correspondiente al ámbito de actuación de Caixa Penedès, por lo que la entidad catalana busca seguir expandiéndose dentro de este territorio.

Según fuentes cercanas al Banco Sabadell, la operación llevada a cabo con Banco Mare Nostrum «no invalida» el interés suscitado por la posible venta de Catalunya Caixa, que saldrá a subasta a lo largo de los próximos meses.

Aunque esta entidad no es la única que ha manifestado su interés en esta compra, ya que el BBVA  también podría pujar por Catalunya Caixa, pese a haber adquirido hace poco Unnim.

Asimismo, según han informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el acuerdo alcanzado entre Banco Sabadell y BNM convertirá al banco presidido por Josep Oliu en la cuarta entidad financiera de toda Catalunya por cuota de oficinas, con el 13,5% de las mismas.

En este sentido, el Sabadell también ha informado que será capaz de asumir los cerca de 500 millones de euros de capital que deberá pagar por el negocio de Caixa Penedès – en concepto de activos ponderados por riesgo, que alcanzan 5.500 millones de euros en total- . Una operación que llevará a cabo sin tener que ampliar su capital, gracias a un excedente superior.

Con todo ello, el «core capital» (solvencia) del Sabadell pasa del 10,1% al cierre de septiembre, al 9,4% si se calcula no esta nueva compra. Lo que lo sitúa por encima del 9% que exige la European Bank Authority (EBA).

Con respecto a las posibles consecuencias de esta adquisición, el banco ha asegurado que la misma tiene «riesgos de ejecución prácticamente inexistentes».

El nuevo negocio incluye 461 oficinas. Éstas están repartidas entre Catalunya y Aragón, con 442 y 19, respectivamente. Además de 900.000 clientes y 2.000 empleados.

Por último, supone también una inversión crediticia por valor de 11.146 millones de euros, así como depósitos a clientes por 8.782 millones. Una cifra resultante de la exclusión de los activos transferidos por BNM a la Sociedad Estatal de Gestión de Activos, los cuales proceden de la Reestructuración Bancaria (Sareb), más conocido como «banco malo».

Con respecto a la fecha estimada para realizar la operación, ambas entidades se han comprometido a culminarla antes del próximo 31 de diciembre. Una compra que no será la última de la que tengamos noticia en los próximos días, ya que la difícil situación de las bancas está propiciando muchas adquisiciones de unas por parte de otras.

Foto: tnarik

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...