El rescate a la banca se hará con condiciones

El rescate a la banca española no se acaba de concretar. En Berlín asegura que la inyección de dinero no se realizará hasta después del 2012. Además, advierten que todo lo que salga del fondo europeo tendrá contrapartidas. De esta manera, se contradicen las opiniones expresadas por el gobierno de Mariano Rajoy. También hay que tener en cuenta que una rescate directo a la banca puede suponer la disolución del euro. Finlandia se lo está pensando.

El rescate a los bancos españoles parece el cuento de nunca acabar. Dejemos aparte la desinformación a la que ha sumido el gobierno a los españoles. También, olvidemos la multitud de contradicciones que se producen a la hora de anunciar la ayuda económica. Centrémonos, en cambio, en si este rescate va a ser la solución o no a todos los problemas de España que, principalmente, son financieros. Además, también cabría destacar si el continuo rifirrafe entre el gobierno que dirige Mariano Rajoy y el de Angela Merkel no derivará en una conflicto diplomático. A España no le conviene ponerse gallito, porque su futuro depende de lo que digan en Alemania. Así se hace entrever que el rescate se realizará según las directrices de Berlín.

Merkel manda, Merkel decide

El debate que se había generado en el seno del Consejo Europeo sobre si era o no posible rescatar a la banca de manera directa (a raíz, sobre todo, de la crisis financiera de España) tuvo como claros vencedores a Mario Monti y a Mariano Rajoy. No obstante, no todo fueron concesiones a dos de los países que más están sufriendo con su deuda y su sistema bancario. Angela Merkel es la que presta el dinero, como quien dice, por lo tanto será ella la que ponga las condiciones. La idea que habían transmitido los políticos del Partido Popular de que la ayuda a los bancos españoles se realizaría sin contrapartidas fue rápidamente desmentida por los responsables del gobierno alemán. Además, las recientes declaraciones del ministro de Hacienda de Alemania, Wolfgang Schäuble, han sido bastante claras: “El fondo europeo concede créditos a los países, no hace donaciones”.

La mala gestión de los bancos españoles puede costar muy cara. Hay países, como Finlandia, que se están planteando muy seriamente abandonar el euro si el dinero del fondo europeo va a parar la banca de manera directa. Y Finlandia no es Grecia, sino uno de los motores de la unión monetaria. Dar dinero de manera directa a la banca sin que medie el Estado puede significar tirar el dinero a la basura. El sistema bancario español ha demostrado que no es fiable y si no hay un organismo que controle la gestión de esta ayuda, la medida de rescate puede hacer estallar un conflicto internacional en toda regla. Las empresas privadas, como son los bancos, no tienen obligaciones con respecto a la Unión Europea, por lo que un mal uso de este dinero podría derivar en una auténtica catástrofe.

Foto: worldeconomicforum

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...