El mercado afloja la soga

El gobierno vende 4.500 millones de euros de deuda a rentabilidades mínimas. La prima de riesgo baja a 300 puntos y se aleja de la zona de turbulencias.

La inyección de liquidez por parte del Banco Central Europeo se ha traducido en un período de desasosiego para los mercados. Los 530.000 millones de euros inyectados a la banca se han hecho eco en las subastas de deuda, que han acogido la mediada como agua de mayo. En España, el bono a 10 años ha descendido al 4,8 por ciento de rentabilidad, mientras que la prima de riesgo ha descendido a cotas cercanas a los 300 puntos.
Draghi vuelve a abrir el grifo en un momento crucial para España. A la espera de que la Unión Europea se pronuncie acerca de la posibilidad de bajar las previsiones de déficit, y cuando la presión para la aprobación de presupuestos es cada día más apremiante. El mensaje de Bruselas está claro: los ajustes no sólo son necesarios, sino que son imprescindibles, aunque Dios aprieta, pero no ahoga. La exigencia de recapitalización de la banca europea sigue pesando como una losa en las entidades españolas, ahogadas por las elevadas tasas de endeudamiento y un stock de ladrillo que no cesa. Por ello, la inyección de liquidez es, a ojos del Banco Central Europeo, la única medida para desatascar la sequía de crédito.

Sede del Banco de España

En este sentido, el uso de la liquidez ha relajado la presión de los mercados a niveles ya olvidados, ajustando la deuda española a cotas más que aceptables. Los préstamos a tres años del BCE ha repartido dinero entre 800 bancos. Un día después, la colocación han empezado a surtir efecto y los bonos a diez años de España e Italia caen del 5% e incluso ha llegado a rozar el 4,9 por ciento, alejándose considerablemente del máximo del 7,26 por ciento fijado en noviembre de 2011.

El Tesoro conseguía vender en tiempo récord 4.500 millones de euros, el máximo previsto, en bonos con distintos vencimientos a cinco, tres y dos años. En una primera emisión con vencimiento en abril de 2014 se alcanzaron los 1.060 millones, registrando una rentabilidad media del 2,069 por ciento, frente a la anterior del 3,5 por ciento. En la emisión con vencimiento a octubre de 2016 se alcanzaron los 1.530 millones, con rentabilidad del 3,367 por ciento. El Tesoro ha emitido ya más de 35.500 millones de euros en lo que va de año, lo que supone más del 41% de los 86.000 millones de euros brutos que espera colocar en deuda a medio y largo plazo a lo largo de 2012. Un pequeño oasis de calma en mitad de la tormenta.

Foto: Francisco Jesus Ibañez en Wikimedia Commons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...