El Bundesbank ya se toma en serio la crisis del Deutsche Bank

Las pérdidas del primer banco alemán entre enero y septiembre disparan todas las alarmas y empujan al gobernador Weidmann a animar a las entidades pequeñas a fusionarse.

deutsche-bank
Como si de un boomerang se tratara, la economía alemana lleva encajando duros golpes desde el verano. Tras varios años aparentando ser indemne a los problemas que azotaban a gran parte de Europa, la locomotora de la zona euro se ve ahora en una tesitura para la que no está nada acostumbrada. La crisis bursátil china desató los temores sobre su impacto en las exportaciones alemanas, el escándalo en torno al grupo Volkswagen ha empañado la imagen de su sector automovilístico y ahora el Deutsche Bank se resfría.

La semana pasada conocíamos que el primer banco alemán había registrado unas notables pérdidas durante los nueve primeros meses del año. Para ser exactos, estamos hablando de algo más de 4.600 millones de euros en números rojos, una cifra considerable. Rápidamente, los responsables de la entidad germana han anunciado que se cancelan los pagos de dividendos en 2015 y 2016 y que se pone en marcha un duro programa de ajustes. Una de las medidas más drásticas será el despido de no menos de 9.000 trabajadores.

Esta situación le ha explotado en las manos al nuevo presidente del banco, el británico John Cryan, que ha asegurado que no cabe otro camino más que la salida de determinados mercados poco rentables y el cierre de numerosas sucursales (unas doscientas, según las primeras estimaciones). Ante tal evolución de los acontecimientos, el Bundesbank le ha dado la máxima atención a lo que sucede en las oficinas del Deutsche Bank y empieza a cavilar sobre cómo puede afectar al sector bancario alemán esta situación.

El banco central presidido por Jens Weidmann quiere que la bautizada ya como ‘Agenda 2020′ del gigante financiero alemán tenga traducciones en el resto de entidades. Así, ha expresado que los bancos germanos deberían sondear seriamente la posibilidad de iniciar un ambicioso programa de fusiones. De igual modo, el gobernador también ha asegurado que parte de los numerosos pequeños bancos podrían no sobrevivir si se prolonga la actual coyuntura monetaria, con los tipos de interés por los suelos. Agruparse sería una medida de choque.

Vía: ABC.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...