El BBVA absorbe Unnim

Unnim, entidad creada a partir de la fusión de Caja de Ahorros Unión de Cajas de Manlleu, Sabadell y Tarrasa, y que se encontraba en subasta tras ser nacionalizada por el Banco de España, finalmente pasará a formar parte del BBVA. La entidad presidida por Francisco González ha sido finalmente la que se ha hecho con el control de la coalición de cajas de ahorro, a pesar de que Banco Popular e Ibercaja eran las que estaban mejor posicionadas para cerrar la operación.

Parece ser que el culebrón de Unnim (Caixa d’Estalvis Unió de Caixes de Manlleu, Sabadell i Terrassa o, en castellano, Caja de Ahorros Unión de Cajas de Manlleu, Sabadell y Tarrasa) va llegando a su fin. Todo comenzó en junio del 2009, cuando en pleno proceso de reestructuración bancaria, Caixa Manlleu, Caixa Sabadell y Caixa Terrassa se fusionaron para crear una única caja de ahorros. Recordemos que debido a la crisis económica iniciada en España en 2008, el ministerio de Economía aprobó el Fondo de reestructuración ordenada bancaria, también conocido como FROB, para la fusión de entidades bancarias con el fin de reforzar el sistema financiero español. Entre las más interesantes cabe destacar la de Caixa Catalunya, Caixa Manresa y Caixa Tarragona, que dieron lugar a Catalunya Caixa; o la de Caixa Nova y Caixa Galicia, que forzaron el nacimiento de Nova Caixa Galicia.

El BBVA acaba con el culebrón de Unnim

La profunda crisis en la que se encontraba Unnim, que también fue fruto de estas uniones, provocó que en el mes de septiembre de 2011, el Banco de España lo nacionalizara echando mano del FROB. Esto fue el punto de partida para se iniciara la subasta por ver que banco español absorbía esta coalición de cajas de ahorro. Y ha sido el BBVA el que se ha hecho con el poder de Unnim, no el Banco Popular o Ibercaja, como se creía. Parece ser que la clave de la operación ha sido que BBVA pedía menos capital y liquidez que las otras dos. Para ello va a destinar 1.200 millones de euros para sanear la entidad. De estos, 1.000 millones serán para costear la operación, mientras que los otros 200 millones se utilizarán para reestructurar la compañía, lo que implica despidos y cierre de oficinas. Estas cifras son estimaciones del propio BBVA, pues el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) había recapitalizado la entidad con una inyección de 953 millones, los cuales tendrán que ser devueltos al FROB.

Esta noticia tiene repercusiones inmediatas en la competencia del BBVA. Así, la absorción de Unnim por parte de la entidad que preside Francisco González obligará al Banco Santander y a Caixa Bank a buscar nuevos socios. Y es que según el BBVA, la absorción de Unnim no sólo le ha dejo mejor posicionado dentro del panorama financiero catalán (“uno de los mercados más atractivos y dinámicos de España”, en palabras de González), sino que espera que la operación comience a dar beneficios en dos años.

Foto: alvy

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...