Controversias acerca de la recapitalización directa de los bancos

Todavía no se sabe si el rescate a España computará como deuda pública. El gobierno de Mariano Rajoy está haciendo todo lo posible para que no sea así, ya que supondría un nuevo golpe a su intento por desligar la ayuda a la banca con la ayuda al Estado. Y es que la prima de riesgo sigue por encima de los 500 puntos básicos y la falta de claridad en el discurso del presidente del gobierno no ayuda en nada.

Tras varios días de polémica sobre el rescate europeo a la banca española, ya es hora de desentramar un poco cómo se efectuará dicha operación. ¿Computa como deuda pública el rescate? Esta es la gran pregunta que se hace todo el mundo y para la cual todavía no hay una respuesta definida. La intención de recapitalizar directamente a la banca choca de manera frontal con la idea de un rescate según la Unión Europea: “Según las reglas y los procedimientos vigentes, un ejercicio de recapitalización directa no es posible. Sé que hay centenares de personas diciendo que lo es, pero no lo es”, llegó a afirmar un alto funcionario europeo.

El discurso de Rajoy sigue inquietando a los mercados

De este modo, se quiebra un poco la perspectiva del Partido Popular de inyectar dinero a los bancos a partir del FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria). Y es que si el rescate se realiza siguiendo esta línea de actuación, la ayuda a los bancos pasaría a formar parte de la deuda soberana, algo que quiere evitar a toda costa el gobierno. Uno de los principales objetivos de Mariano Rajoy es que el rescate a la banca no afecte a la crisis de la deuda española, que hace un día llegaba hasta su máximo histórico. Por lo tanto, la pretensión de España es recibir dinero para la banca, pasando por el Estado, pero que no compute como deuda, y además, que no afecte a los mercados. Sin lugar a dudas, este objetivo es imposible de alcanzar.

Nos encontramos en un momento de extrema incertidumbre. Tras conocer el rescate a España, ciertas entidades financieras que pendían de un hilo y que se hallan cerca de la bancarrota comenzaron a subir en Bolsa. Fue el caso de Bankia, que despertó de su letargo tras saber que dispondría de fondos (gracias al rescate), para seguir sobreviviendo. Sin embargo, con el tiempo, el conglomerado de cajas de ahorro se ha ido desinflando. El otro día aparecía una noticia un tanto preocupante: desde que comenzó a cotizar, la entidad bancaria ha perdido un 80% de su precio de salida. Si tenemos en cuenta que la mayor parte de la ayuda al FROB irá a parar a Bankia, donde se encuentran una gran cantidad de políticos del Partido Popular, no podríamos llegar a afirmar que lo que se está rescatando es a los propios conservadores. Más vale asumir la derrota y dejar que Bankia finalice sus días antes que agrandar la brecha que nos separa del resto de Europa.

Foto: ppcantabria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...