Catalunya Banc se queda sin comprador

El FROB ha suspendido la subasta de Catalunya Banc al no recibir ninguna oferta digna de ser considerada. A diferencia de otras entidades, esta vez el comprador no tendría ningún aval protector en caso de pérdidas.

“Si no hay una buena oferta, no se vende”. Esta frase la pronunció hace unos días Antonio Carrascosa, director general del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) refiriéndose a Catalunya Banc, y de momento ha cumplido con su palabra. El pasado lunes por la noche, el FROB decidió suspender la subasta de la entidad catalana después de no se registrara ninguna oferta interesante. Solo el Santander y Banco Popular presentaron ofertas dignas de ser consideradas, aunque bastante alejadas de lo que esperaba el FROB, que ni estudió las que hicieron Kutxabank y BBVA.

Las palabras de Carrascosa se interpretaron en el sector financiero como la fijación del precio de salida por Catalunya Banc en los 1.000 millones de euros, aunque la falta de ayudas y las incertidumbres del mercado financiero la han dejado sin comprador. En el caso del Santander, que presentó una oferta «no muy generosa» se añade la incertidumbre sobre el futuro de su consejero delegado Alfredo Sáenz, a quien el Banco de España estudia inhabilitar, lo que provocaría grandes cambios en la gestión del banco. Otra opción que se plantea el FROB es integrar Catalunya Banc en Bankia, aunque se haría con marcas independientes porque la entidad catalana todavía tiene valor en el mercado.

Los bancos interesados en la compra de Catalunya Banc pidieron un aval para protegerse ante un hipotético deterioro del valor de sus activos en el futuro, igual que pasó en la subasta de otras entidades, aunque en esta ocasión el Gobierno ya había anunciado que eso no pasaría, igual que tampoco iba a vender la entidad por un euro, como hizo con el Banco de Valencia. Pese a un resultado positivo antes de provisiones, se estima que Catalunya Banc cerrará 2012 con unas pérdodas brutas entre 11.000 y 12.000 millones de euros.

El FROB nacionalizó Catalunya Banc en septiembre de 2011, por lo que tiene hasta 2016 para deshacerse de él, un tiempo que considera «dilatado y suficiente» para encontrar «la mejor opción que permita minimizar el coste para el contribuyente», para lo que «adoptará las medidas que, en cada momento, se consideren oportunas». Si hasta entonces no encuentra comprador, tendría que liquidar la entidad, que ha recibido 9.084 millones de euros del rescate financiero y ha traspasado activos a la Sareb.

Por ahora, los únicos beneficiarios del fracaso de la subasta de Catalunya Banc son los contribuyentes, que se juegan 12.050 millones de euros en el banco catalán, una cantidad que hubiesen perdido si el FROB hubiera vendido la entidad por un euro. Es lo que pasó tras la venta del Banco de Valencia a La Caixa por esa misma cantidad, aunque entonces se perdieron 5.500 millones.

Fuente: El País, El Mundo

Foto: Carquinyol

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...