Caixabank se lanza a por Banca Cívica

Caixabank responde a la presión metida por la absorción de Unnim por parte del BBVA haciendo una oferta para adquirir Banca Cívica. La estrategia de Isidre Fainé, además, ha contado con la mala situación por la que atraviesa el conglomerado de cajas de ahorro (Caja Navarra, Cajasol, Caja Burgos y Caja Canarias) y ha realizado una oferta a la baja. La gran deuda acumulada por Banca Cívica, sin duda, puede ser decisiva para que la operación se cierre con éxito en las próximas semanas.

Hace no muchos días, escribí un post refiriéndome a las reacciones de las principales entidades bancarias a la jugada protagonizada por el BBVA para hacerse con Unnim. En él comenté cómo había reaccionado el Banco Santander, Bankia o Caixabank. Mientras los dos primeros utilizaron estrategias de reapertura de los mercados y venta de acciones, respectivamente, el principal banco de Cataluña concretó una de las operaciones que más darán que hablar en los próximos días y que hoy, precisamente, nos trae aquí. Me estoy refiriendo a la compra por parte del banco que preside Isidre Fainé de la Banca Cívica, que actualmente está integrada por Caja Navarra, Cajasol, Caja Burgos y Caja Canarias. Aunque en aquel momento, no había nada pactado y el acuerdo todavía estaba en el aire, hoy ya podemos decir que el éxito del proyecto de absorción es cuestión de días.

Isidre Fainé, presidente de Caixabank, a la izquierda

Los contactos para llevar a cabo la operación, como ya dije en su momento, suponían un golpe de efecto para minimizar el impacto del crecimiento del BBVA con la compra de Unnim. Y es que la entidad dirigida por Francisco González amenazaba seriamente la hegemonía de Caixabank en su feudo. Ahora, Isidre Fainé propone, con la compra de Banca Cívica, una mejora de la posición estratégica de Caixabank no sólo en su territorio, sino también en toda España. Estaría bien recordar que Banca Cívica posee una deuda de 2.031 millones, tras el fracaso que supuso su inversión en construcción. Además, el conglomerado de cajas de ahorro posee unos 1.000 millones de bonos públicos que ha de devolver al 8%.

Así pues, uno de los puntos más controvertidos sobre la absorción será el saneamiento de las cuentas de la Banca Cívica. Por este motivo, se puede explicar que la compañía de Isidre Fainé haya realizado una primera oferta a la baja, lo cual ha perjudicado las acciones de Banca Cívica, situadas ahora a unos dos euros tras una caída del 6%. En este sentido, cabe destacar las declaraciones realizadas por agentes próximos a la operación: “El precio será ajustado. Hoy en día todos las entidades financieras cotizan a precios muy bajos, por debajo de su valor en libros”. En definitiva, Caixabank no sólo no va a reforzar su posición en el sistema financiero español, sino que además lo va a hacer con una operación que no supondrá un tremendo esfuerzo económico. Y es que la grave situación de Banca Cívica no da lugar a muchas negociaciones.

Foto: cambra_barcelona

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...