CaixaBank prepara un desembarco triunfal en Portugal

El banco español prepara dos grandes operaciones para hacerse con el BPI y el Banco Novo que le convertirían en la primera entidad de la Península.

caixabank

De un tiempo a esta parte, existe cierta creencia generalizada entre los altos directivos del sector bancario sobre lo inexorable de una profunda concentración bancaria en Europa. A juicio de los promotores de los rumores, el proceso de fusión de cajas llevado a cabo a marchas forzadas entre 2010 y 2012 debe extenderse a muchas pequeñas entidades poco competitivas y susceptibles de generar problemas a largo plazo. Como si del gran abanderado de esta filosofía se tratase, CaixaBank ultima su gran desembarco en Portugal.

La idea de construir un sistema bancario ibérico que una a las principales entidades españolas y portuguesas no es novedosa, pero el banco catalán ha dado un salto cualitativo muy importante al anunciar su interés por lanzar una oferta pública de compra (opa) sobre el Banco Portugués de Investimento (BPI). Esta operación romperá la postura habitual de la entidad presidida por Isidro Fainé de no adquirir bancos extranjeros y limitarse a tomar posiciones en ellos. De hecho, CaixaBank controla en la actualidad el 44,1% del accionariado del banco luso.

Con todo, el paso al frente del banco español no se limita a la adquisición del BPI, puesto que el objetivo principal de la entidad es pujar con fuerza por el Banco Novo, entidad nacionalizada por el Gobierno de Portugal y que saldrá a subasta pública próximamente. La magnitud que tendría la culminación de ambas acciones trastocaría notablemente el equilibrio de fuerzas del sector. CaixaBank se convertiría en la primera entidad financiera de la Península Ibérica, superando tanto al Santander como al BBVA. La reacción de ambos sería inmediata.

Es más, solo con la compra del BPI ya se aseguraría Fainé alcanzar semejante título. Los analistas no se ponen de acuerdo sobre si la operación es sensata o no. Lo cierto es que CaixaBank ya ha realizado desembolsos importantes en los últimos años, el más destacado el que tuvo que afrontar para hacerse con la mayor parte del negocio español de Barclays el año pasado. Sea como sea, el horizonte del sector contempla más movimientos de este tipo.

Vía: elEconomista.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...