Caixabank despega

La Caixa cierra el primer trimestre del año con un beneficio de 833 millones de euros

El banco presidido por Isidre Fainé no escatima en buenas noticias. Después del meteórico ascenso protagonizado a raíz de su conversión en banco, el banco hace gala de sus saneadas cuentas en la presentación de sus cuentas de resultados. Según datos proporcionados por la misma entidad, el primer semestre del ejercicio cosechó un beneficio de 833 millones de euros, un 11,3 por ciento más que el mismo período del año anterior. Además, la entidad financiera presenta un significativo repunte con un crecimiento de un 5 por ciento en sus cotizaciones bursátiles.

Aunque uno de los principales activos de Caixabank sigue siendo su reducida tasa de morosidad, con un coeficiente valorado en el 4,3 por ciento a finales de junio, la entidad también presenta buenos datos en lo referente a su explotación financiera. En este sentido, el margen de explotación de dicho banco alcanzó los 1.759 millones de euros, un 1,3 por ciento por encima que el mismo período del año anterior, si bien el margen de intereses cayó un 17 por ciento hasta los 1.543 millones.

Sede central de La Caixa

Sin embargo, está claro que uno de los puntos fuertes, sobre todo en los tiempos que corren, sigue siendo el saneamiento de la cuenta de resultados. El banco logró pasar con nota las pruebas de los ‘tests de estrés’ con un 11,3 por ciento de puntuación para el ‘core’ Tier, en parte gracias a la emisión de duda obligatoriamente convertible. A finales del año pasado, la cifra era del 8,9 por ciento, aunque la entidad reconoce que en aquel momento su posición de liquidez ascendía a 21.633 millones, cerca de 2.000 millones más que en el actual ejercicio.

Según datos de  Caixabank ‘se han anticipado las emisiones en los mercados mayoristas, alcanzando en el primer semestre un total de 5.864 millones de euros emitidos, frente a los 4.065 de vencimientos en el semestre’, por lo que quedan pendientes 2.385 millones de euros para el año 2011. La diferencia se debe a las plusvalías extraordinarias de 463 millones obtenidas a raíz de la venta del 50 por ciento de la entidad aseguradora de La Caixa, “SegurCaixa Adeslas”, aunque compensan en parte los gastos extraordinarios de 332 millones en saneamientos adicionales para reforzar el balance, según aclara el propio grupo en una nota remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Sea como sea, Caixabank empieza el verano con la tranquilidad de haber hecho los deberes, al menos en cuanto a solvencia se refieren, y afronta el difícil nuevo curso con la seguridad de no sucumbir ante el que a bien seguro será una ‘reentrée’ de vértigo.

Foto: Morgaine, en Wikimedia Commons.


Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...