Bankinter lanza al mercado un bono combinado con acciones de Telefónica

Bankinter ha lanzado al mercado un producto mixto, esto es, un bono estructurado, que combina la garantía de un bono con la rentabilidad de un valor bursátil.

¿Ahorrar o invertir? ¿La seguridad garantizada de un bono o la posible rentabilidad de un valor bursátil? En tiempos de recesión, los pequeños inversores dejan de lado el parqué para cobijarse a la sombra de un bono garantizado. Sin embargo, la reciente ‘guerra de depósitos’ y la baja rentabilidad de este tipo de inversiones hace que las entidades financieras cada día tengan más problemas a la hora de captar potenciales clientes.

Para salvar dicha situación, Bankinter ha lanzado al mercado un producto mixto, esto es, un bono estructurado, que combina la garantía de un bono con la rentabilidad de un valor bursátil. Para ello ha elegido como ‘partenaire’ a Telefónica, cuyas acciones se mantienen más o menos estables en torno a los 16 euros, con el objetivo de rentabilizar al máximo las inversiones de sus clientes. En concreto, el producto amortiza el 70 por ciento del nominal de la inversión a los 9 meses, y el 30% restante forma parte de un producto sin capital garantizado con plazo, rentabilidad y capital referenciados al a evolución de la acción de Telefónica.

Bankinter lanza un bono combinado con acciones de Telefónica

De esta manera, si al cumplirse alguno de los años el precio de la acción fuera igual o superior al precio inicial, el cliente recibiría un cupón por el valor del 7% por cada año que haya transcurrido, y se cancelaría anticipadamente, devolviendo además el 30% del importe nominal invertido. Si no se produce la cancelación anticipada el bono y a vencimiento el precio de Telefónica está igual o por encima de su precio inicial, el contratante del bono recibirá un 21% , y si el precio de la acción está por debajo del nivel inicial (hasta un 65% del mismo), el beneficiario no obtendrá cupón alguno, pero verá reembolsado el 30 por ciento del valor invertido. Únicamente en caso de que el precio de Telefónica se situé por debajo del 65% del valor inicial, el cliente perderá el valor proporcional de dicho 30 por ciento en función de cuál haya sido la caída de cada acción.

Según la entidad, el bono tendrá liquidez diaria, por lo que el cliente tendrá la posibilidad de venderlo a precio de mercado. El importe mínimo fijado por Bankinter es de 50.000 euroás, contándose a partir de ahí múltiplos de dicha cantidad.

La medida está encaminada a atraer medianos inversores reacios a la contratación de fondos o acciones. La combinación de bono y acción es una medida para favorecer la liquidez de la entidad bancaria al tiempo que sanea la entrada de capital de las empresas cotizantes, que ven aumentado su volumen de contratación.

Foto:  Souligne, en Wikimedia Commons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...