Bankia y la Generalitat Valenciana se desprenden por fin del Valencia CF

El millonario de Singapur Peter Lim compra el 70% de las acciones del club valenciano para alegría de la afición y de Bankia.

bankia

Han pasado ya más de cinco años desde que el mundo del fútbol, y por extensión cualquier otro ámbito de la vida, se sorprendían de la crítica situación del Valencia CF. El club valenciano, un histórico del fútbol nacional y europeo, acumulaba una deuda astronómica y debía interrumpir forzosamente las obras del que iba a ser su nuevo estadio. Durante todo este tiempo, las idas y venidas han sido constantes, no pudiendo evitar que finalmente Bankia se hiciera con el control del club por impagos.

El pasado 17 de mayo sin embargo, el culebrón valencianista escribió el que muchos esperan sea su capítulo final. La reunión del patronato de la Fundación VCF acordó por unanimidad vender el 70,2% de las acciones del club al empresario singapurense Peter Lim por noventa millones de euros. Dicha cifra permitirá saldar de un plumazo las deudas de la Fundación con Bankia (81 millones de euros), la Generalitat Valenciana (4,8 millones) así como los intereses de demora acumulados con sus acreedores (unos cinco millones de euros).

La sensación generalizada entre el valencianismo es de que la «fórmula Lim» era la solución menos mala para el tercer equipo español con más puntos sumados en la historia de la liga. No en vano, la venta del club a cualquiera de los otros inversores interesados hubiera supuesto una mayor incertidumbre, muy especialmente el fondo buitre Cerberus, que parecía haberse ganado la confianza de la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri. Ahora, el nuevo propietario deberá acordar con Bankia, que sigue contando con una deuda de 220 millones de euros por parte del Valencia.

Esta notable cantidad se explica por los préstamos concedidos por la entidad para otros fines (fichajes, construcción del nuevo estadio…), una circunstancia que no difiere en exceso de lo que es habitual en el mundo del fútbol. Así las cosas, Peter Lim, a quien se le atribuye la decidida voluntad de mejorar la parcela deportiva con bastantes fichajes, está ahora obligado a presentar la hoja de ruta con la que el Valencia volverá a respirar.

Vía: elEconomista.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...