Bankia seguirá en solitario

Bankia, la entidad presidida por Rodrigo Rato, seguirá su camino como entidad independiente de las tres grandes empresas financieras de España: Caixabank, BBVA y Banco Santander. Los últimos acontecimientos no afectado a la empresa que dirige el ex ministro de Economía. Además, Bankia ha presentado un plano de ahorro que le permite reducir su necesidad de capital para el 2012.

Las últimas noticias relacionadas con las banca española pusieron en el foco de la noticia a dos grandes entidades como son BBVA y Caixabank. La primera, como ya comenté hace no muchos días, fue protagonista por haber absorbido el conglomerado de cajas de ahorro Unnim (Caixa d’Estalvis Unió de Caixes de Manlleu, Sabadell i Terrassa). Sin embargo, fue la segunda la que más llamó la atención del sector financiero en España. La entidad, presidida por Isidre Fainé, incorporó a su ámbito de control Banca Cívica (Caja Navarra, Cajasol, Caja Burgos y Caja Canarias), lo que la consolidó como la banca más potente en Cataluña y la más grande a nivel de activos en todo el territorio español. Ante este panorama, se hacía prever una reacción del Banco Santander y de Bankia, otra de las dos grandes del sector. La entidad controlada por Emilio Botín recupera terreno exponiéndose en Bolsa, mientras que Bankia, presidida por Rodrigo Rato, comienza a temerse lo peor.

Rodrigo Rato, presidente de Bankia, a la izquierda de la imagen

Según han expuesto muchos analistas, el éxito de la reforma del sector financiero radica, esencialmente, en el papel que adquiera el Banco Financiero y de Ahorro (BFA), núcleo empresarial de la entidad Bankia. Y es que los negocios inmobiliarios pueden ser un gran peso que impida la actividad en solitario de la entidad dirigida por el ex ministro de Economía, en época de José María Aznar. El decreto de regulación establece unas altas exigencias de capital y un amplio colchón que cubra los riesgos que conlleva la inversión en ladrillo. Aunque la amenaza de una posible desaparición y/o absorción se encuentra ahí, por el momento, Bankia sigue firme en su empeño por competir con las tres grandes entidades financieras del país: Caixabank, BBVA y Banco Santander.

El principal argumento que ha esgrimido Rodrigo Rato para convencer al Banco de España que Bankia puede seguir sin ayuda estatal o sin un posible proyecto de absorción detrás son los beneficios obtenidos por BFA en el pasado 2011. Así, la matriz de Bankia cerró el curso anterior con unos beneficios de 40 millones, una cifra nada desdeñable si tenemos en cuenta el momento en que nos encontramos ahora mismo en España, uno de los países de la Unión Europea más afectados por la crisis del euro y por la insuficiencia de crédito. Además, Bankia ha presentado un plan de ahorro por el que se prevé una reducción de su necesidad de capital, lo que descarta por el momento cualquier fusión con una de las grandes de España.

Foto: ESADE Press Room

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...