¡Hora de realizar la declaración de la renta!

La declaración de la renta es un proceso por el cual pasamos la mayoría de españoles una vez al año.

Hora de realizar la declaración de la renta

Ha llegado ese momento del año que una gran parte de profesionales temen, pero por la cual hay que pasar de manera obligatoria: la hora de realizar la declaración de la renta. Y todos los años nos encontramos ante el mismo reto, el dolor de cabeza fatídico debido a lo complicado que nos parece realizar la presentación. Por suerte, lo que tenemos claro es que año tras año nos encontramos con más posibilidades para aprender a realizarla por nosotros mismos y que así no tengamos que depender de asesorías y profesionales de por medio. La formación en IRPF es cada vez más habitual y accesible, permitiéndonos aprender todo lo necesario para que a partir de ahora la renta se convierta en un proceso más que cumpliremos con facilidad.

Las fechas

Nosotros mismos os podemos contar lo más importante acerca de cómo hacer la presentación, comenzando desde el principio. Lo primero son las fechas. Recordamos que la campaña de la Renta del año 2019 comenzó el pasado 1 de abril y que el día 5 de mayo se dará inicio al plazo por el cual podremos solicitar cita previa. A la vista de la situación en la que nos encontramos, el día 7 de mayo comenzará el plan «Le llamamos», que permitirá a los contribuyentes resolver lo relacionado con la renta desde sus casas.

El 13 de mayo comenzará la atención presencial en las oficinas de Hacienda salvo que por la situación de alarma la ciudadanía no pueda acudir. Y el 25 de junio dará por finalizado el periodo para hacer ingresos en el caso de que tengamos que pagar a Hacienda. Cinco días más tarde, el día 30, terminará el periodo en el cual podrán presentarse las declaraciones cuyo resultado sea el opuesto, aquellas en las que toque a devolver.

Los requisitos

¿Pero estamos obligados a hacer la declaración de la Renta? Si somos profesionales, autónomos o emprendedores es más que posible que sí, dado que tienen la obligación de hacerla todas aquellas personas que en el año 2019 hayan recibido más de 1000 euros brutos anuales. Esa cantidad puede haberse conseguido por distintas vías, por lo que nuestro trabajo es sumar los importantes para comprobar si tenemos o no que hacer la declaración. En cualquier caso, tanto si tenemos que hacerla como si no es importante que sepamos cómo, dado que a partir de ahora como emprendedores se convertirá en algo común para nosotros. En el caso de que fuéramos un empleado para una empresa, estaríamos exentos de hacerla si nuestro salario anual estuviera por debajo de los 22 mil euros brutos (siempre y cuando proceda de un solo pagador).

Portatil y calculadora

¿Cómo presentarla?

Aquí viene la parte compleja. Tenemos que comenzar obteniendo el borrador de la declaración, el cual emite Hacienda con las estimaciones que ven pertinentes según los datos que ellos tienen. Para obtenerlo podemos conseguirlo online haciendo uso del número de referencia, de la clave PIN o del DNIe (o un certificado electrónico). El borrador estará preparado para su presentación, pero deberíamos fijarnos bien en el mismo, dado que es habitual que no contenga toda la información que tiene que contener, tanto para bien como para mal. Y con Hacienda lo único que sirve son datos exactos, así que es muy posible que tengamos que hacer modificaciones.

Si nos vemos en la necesidad de hacer modificaciones deberemos tener en cuenta los ingresos, las cantidades que se nos hayan retenido a lo largo del año o hasta otros factores, como las letras del tesoro que tengamos o los capitales que hayamos obtenido en 2019 procedentes de rendimiento de capital inmobiliario. Todo esto lo tendremos que reflejar en las cuentas sumando y restando cantidades para llegar al valor definitivo que quizá esté por encima o por debajo de lo que vimos en el borrador. La dificultad de este paso se puede resolver si hemos participado en cursos de tributación en los que nos instruirán sobre todo lo que necesitamos hacer para que la declaración de la Renta sea pan comido.

¿Y si me devuelven, cuándo lo harán?

Sobre el papel, Hacienda tiene un plazo de seis meses para realizar el ingreso que le corresponda al ciudadano. No obstante, es bien sabido que la velocidad del organismo para hacer los pagos es elevada y que normalmente los importes correspondientes no suelen tardar en llegar. Al mismo tiempo, si estamos en posición de pagar en vez de que nos devuelvan, no deberemos olvidarnos del plazo que se estipula en el día 25 de junio, dado que esto podría acarrear que nos encontrásemos con una penalización y que el importe ascendiera.

Posiblemente tengáis más dudas, ya que este proceso no es sencillo. Pero con los cursos de IRPF o tributación de INEAF que se pueden conseguir online lo cierto es que podemos obtener muy buenos conocimientos. Ante todo, siempre es recomendable que estemos lo mejor preparados posible.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...