Rock The Post, más allá del crowdfunding

Alguna vez les hemos hablado del crowdfunding, una vía de financiación que cada día cobra más importancia, más aún en estos tiempos en que el crédito no va precisamente fluido. No resulta extraño pues, que recurrir a la microfinanciación a través de la web, sea una opción a considerar muy seriamente, especialmente en el caso de las start ups, es decir, empresas pequeñas que están empezando. Esta vía se ha demostrado especialmente útil en el caso de las actividades creativas. Películas, documentales, cortometrajes, discos, obras de teatro y hasta libros, han podido ver la luz gracias a este tipo de financiación. ¡Además… es tan 2.0!

Seguramente todos hemos tenido en algún momento una idea brillante que ha quedado en nada porque no ha recibido el apoyo necesario. O quizás porque ni siquiera hemos sabido valorar su verdadero potencial y hemos acabado desechándola. ¿Y qué ocurre cuando sabemos que lo que tenemos en mente es muy bueno, pero requeriría algo más que pequeñas donaciones para poder arrancar? O también puede darse el caso de que no sea precisamente dinero lo que necesitamos para crear nuestro propio proyecto, sino gente que nos asesore en diversos aspectos, o que quiera implicarse de alguna manera más allá de la meramente económica.

Bien, pues a esa serie de necesidades pretende responder Rock The Post, una plataforma que nace con el objetivo de tender puentes entre nuestras ideas y todo aquello que podamos necesitar para hacerlas realidad. Porque una idea ordinaria puede convertirse en un proyecto extraordinario, parafraseando su propio lema. La idea de la que surje la plataforma bien podría haberse enmarcado en web de este mismo tipo (habría perdido originalidad, claro), puesto que es brillante y sencilla. Tender puentes entre nuestros proyectos y todo lo que nos separa de verlos hecho realidad. De esta manera, podemos tener acceso a inversores de todo tipo de fuera de nuestro círculo, pero también recibir feedback a través de foros y entrar en contacto con gente dispuesta a subirse a nuestro barco.

Para ello, basta con registrarse en la página, y colgar nuestra idea en forma de posts, clasificados según sean ideas de negocio, de creación artística o campo en que estamos especializados. A partir de aquí deberemos también definir si demandamos alguna cosa, o si en cambio lo que queremos es invertir, con lo que deja vía libre a cualquier tipo de inversor, incluidas las empresas. Rock The Post también dispone de foros o eventos que permiten que sus usuarios se pongan en contacto; está pensado para estimular el feedback.

Y por último: aunque de momento está aún en fase beta y sólo habla inglés, detrás de este recién nacido proyecto -a penas cuenta con cuatro meses de rodaje-, están Tanya y Alejandro, dos jóvenes españoles que tuvieron que mudarse a Estados Unidos para ver su idea hecha realidad. Esperemos que gracias a su aportación a partir de ahora sea un poquito menos necesario tener que emigrar para ver nuestras aspiraciones satisfechas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...