Pull y Push Marketing, dos conceptos diferentes

El Pull y Push Marketing son dos conceptos fundamentales a la hora de planear una estrategia de marketing en la web. Las diferencias entre ambos y las claves para utilizarlos

La inmediatez de la web y los social media hace que debamos estar continuamente actualizados tanto en la información y contenidos como en los conceptos que se utilizan habitualmente dentro del mundo del marketing. Es que, aunque no tengamos un producto o servicio que promocionar, tal vez nuestro objetivo sea difundir quienes somos y a que apuntamos.

Hay que pensar las estrategias de pull y push como si fueramos consumidores

Para ello, es esencial que podamos diferenciar entre dos significados distintos: el pull y push marketing. ¿Por qué es necesario? Porque son estas dos las que nos ayudarán a publicar contenidos y comentarios que focalicen la atención en alcanzar los objetivos que pretendemos conseguir.

Es que el Pull y Push Marketing son dos teorías que, como explicó en BlogginPro Susan Gunelius, funcionan como base para cualquier estrategia tanto para pequeñas como para grandes empresas.

Por un lado, el Push Marketing funciona de la manera clásica. Es decir, los empresarios difunden su mensaje a los consumidores para atraer la atención y el interés hacia sus productos y así, hacer que las ventas se incrementen de manera notable. Un dato importante es que para que este concepto funcione se debe tener un objetivo muy claro al que apuntar.

Desde la perspectiva tradicional, la publicidad es un claro ejemplo de Push Marketing. Sin embargo, dentro de la red funciona diferente. Por ejemplo, ofrecer promociones y descuentos a través de las redes sociales es una manera muy eficaz de realizar esta estrategia.

Los consumidores están atentos tanto a las ofertas como a las respuestas que reciben por parte de las empresas

En términos sencillos, se puede decir que el concepto de Push Marketing es que las empresas ofrezcan un descuento sin que los consumidores tengan que salir a buscarlo. En cambio, el término de Pull Marketing es completamente diferente: son los usuarios los que van en busca de la información de las empresas.

Así, las empresas lanzan sus promociones y campañas de marketing teniendo en cuenta las demandas de los consumidores. Un ejemplo sencillo de cómo funcione esta estrategia a través de la web es cuando luego de una conversación online, los social media publican un informe con las respuestas a las preguntas planteadas.

Esta forma de “tire y empuje” es importante teniendo en cuenta la forma en que se quiere llegar a los usuarios. Es que aunque hay muchos consumidores que esperan que la empresa le ofrezca determinado producto o servicio, otros tantos prefieren sorprenderse ya que simplemente están abiertos a las oportunidades y a la creatividad de los productores.

Así, el Pull y Push Marketing se vuelven esenciales en cualquier campaña empresarial que, con un objetivo determinado, logre llegar a los consumidores de una manera distinta.

Fuente: MktFan

Fotos: Mediaspin

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...