Pon un iPad en tu vida… empresarial

El último gran ingenio imposible de la factoría Apple, el iPad, fue presentado en su día sin una definición clara de su uso y naturaleza en su cartilla de nacimiento. Muchos veían en la pionera de las tabletas un nuevo juguete con el que tener enganchados a millones de «appleadictos» en todo el mundo, más carnaza para los geeks de la era del todo conectado. Pero el tiempo le ha ido dando la razón a Steve Jobs y compañía, cuando gestaron el aparato con la convicción de que iba a cambiar para siempre jamás las rutinas de centenares de ámbitos de la vida actual. La duda es saber qué fue primero, si el huevo o la gallina: muchas facetas han evolucionado gracias al iPad o es que simplemente el iPad ha hecho que todas ellas se adapten a su way of life y ya parezca que no puedan existir sin él.

El iPad parece ser la herramienta indispensable en toda empresa

En cualquier caso, está claro que el iPad ha significado una revolución, mucho más allá del sector del entretenimiento y del ocio digital (hábitats naturales de un producto de electrónica de consumo como la reina de las tabletas). Parece que los directores de cine ya no pueden calibrar sus tiros de cámara, los arquitectos ya no saben interpretar sus planos, y los médicos ya no tienen idea de identificar patologías, si no es con alguna aplicación especializada del iPad que les ilumine.

Lo cierto es que en muy poco tiempo el iPad ha ayudado a cambiar muchas pautas de trabajo que hasta ahora se mostraban poco eficientes o que realmente eran susceptibles de mejora. La naturaleza del iPad, que podemos interpretar para nuestra conveniencia como una suerte de ordenador ultraportátil con un manejo intuitivo, sencillo y hiperespecializado en múltiples funciones, se ha demostrado clave para dar respuesta a las necesidades de muchos profesionales.

En el terreno puramente administrativo, el iPad se convierte en un auténtico todoterreno de la empresa, incluyendo aplicaciones simples pero de gran utilidad, como Mail, Calendario, Notas y el navegador de Internet Safari. Todo ello, resulta aún más ideal por estar armado en un diseño atractivo, fino y ligero que permite ser productivo en cualquier lugar. Gracias a una integración sencilla y segura en entornos de empresa y a una sólida plataforma para el desarrollo de apps, el iPad demuestra estar listo para trabajar desde el primer momento.

Además de las herramientas que el iPad monta de serie, y de ser compatible con Exchange ActiveSync de Microsoft (lo que le otorga una perfecta integración), si por algo destaca el ingenio de Apple es por todo el almacén de aplis para empresas que se ofrecen desde la App Store. Todas ellas sacan el máximo provecho de las avanzadas y exclusivas prestaciones del cacharrito, como son el acelerómetro, el GPS, la pantalla táctil, sus cámaras, conectividad, etc. Sólo hace falta echarle un vistazo a las aplicaciones para iOS que vamos repasando a menudo desde ésta página.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...