Nuevas aplicaciones, nuevas vias de comunicación

A medida que se va extendiendo y generalizando el uso de smartphones con tarifas de datos se expande también el uso de las nuevas posibilidades comunicativas que estos nuevos aparatos hacen posible. Tanto es así que el uso de aplicaciones como Whatsapp, Viber o GroupMe han hecho caer en picado el consumo de mensajes SMS, e incluso de llamadas de voz convencionales hasta el punto de forzar a las operadoras a regalar directamente los mensajes de texto con tal de no perder áreas de mercado estratégicas. Aún así, los usuarios ya están tan acostumbrados a las nuevas posibilidades que los canales convencionales ya parecen caducos y obsoletos, y no parece tan lejano el día en que directamente todo el tráfico de las comunicaciones circulará en Internet mediante conexiones HSDPA y los actuales móviles no serán más que un terminal de acceso directo a la red.

Nuevas aplicaciones

Whatsapp, Viber y GroupMe, las aplicaciones comunicativas más populares.

De momento y mientras todo eso llega, las empresas deben adaptar sus rutinas comunicativas a este tipo de cambios que a menudo suceden de manera bastante rápida, con lo que quedarse atrás es, como ya se sabe, perder oportunidades de negocio. Si contamos con móviles inteligentes es muy fácil saber cúales de entre nuestros clientes cuentan con este tipo de aplicaciones. Un mensaje por Whatsapp o GroupMe, que son dos de las aplicaciones más populares, puede servir para transmitir a nuestros clientes una imagen de modernidad, de que siempre estamos a la última. Además de eso, estas aplicaciones cuentan con posibilidades que no existen en otro tipo de vías, como por ejemplo la de enviarles imágenes de producto, mapas con nuestra ubicación e incluso notas de voz.

A menudo estos canales son la manera más rápida y sencilla de contactar con nuestros clientes, puesto que como ya hemos dicho, suelen usarlos bastante más que los convencionales, pero además esto tiene otra ventaja: por una parte ahorramos en consumo de llamadas o mensajes habituales y además permitimos que nuestros clientes ahorren al contactar con nosotros de manera gratuita. La relación comercial se torna así mucho más cercana y fluida.

Por otra parte, tampoco requiere inmediatez, aunque siempre es deseable. Pero si en algún momento no podemos atender al cliente que demanda información o servicios, tendremos el mensaje guardado y listo para ser respondido en cuanto sea posible. Claro está que si el sujeto en cuestión es impaciente o reclama urgencia siempre acabará por llamarnos por teléfono, pero es que en realidad no se trata de sustituir unos canales por otros (de momento) sino de combinarlos de la mejor manera posible para lograr una mejor relación comercial con nuestros abnegados clientes.

Via| Tecnología Pyme

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...