No pierdas detalle de nada con EVERNOTE

En este espacio acostumbramos a centrarnos en todas esas herramientas informáticas (bien sean para sistema operativo Windows, MAC o Linux por citar algunos) que facilitan enormemente el trabajo de las empresas. Pero con el auge de los dispositivos móviles, smartphones y tablets, poco a poco toman más importancia las aplicaciones profesionales dedicadas especialmente a aprovechar todo el potencial que esconden estos aparatos. Por eso queremos abrir un poco de luz en esa parcela de utilidades, más sorprendentes y potentes cada día que pasan.

Con Evernote será ya imposible olvidar lo más importante

Hoy es el turno de Evernote, una potente aplicación para los dispositivos iOS 4 (iPhone y iPad) con la que nunca más podremos quejarnos de no recordar ningún dato o información que haya pasado ante nosotros. Y es que antes se decía que las grandes ideas nacían en servilletas de papel de bar, pero hoy se gestan entre píxeles y redes inalámbricas.

Lo más destacable de Evernote es que parte de un concepto «sensorial global», es decir, no se limita a permitirnos tomar nota escrita de esas ideas que nos transmiten o que nos pasan por nuestra cabeza, sino que cualquier estimulo que perciben nuestros sentidos puede ser susceptible de capturarse en esta genial app. Claro está que nos limitaremos a aquellos en los que la tecnología multimedia ha llegado a dominar, a saber: vista, tacto y oído (de momento el olfato y el gusto no son competencia de los teléfonos, por muy inteligentes que sean).

Así, tal y como sus mismos creadores anuncian, cualquier cosa que suceda ante nuestras vidas será recordada por Evernote, si nosotros lo deseamos. Esto incluye desde tomar las clásicas notas redactadas en texto, hasta guardar las páginas web que más nos interesen, generar listas de «cosas para hacer», adjuntar imágenes y archivos PDF, etc. Además, podremos buscar tanto textos impresos como escritos a mano dentro de cualquier imagen capturada con nuestro iPhone o importada a él.

Pero no sólo se limita a almacenar todo el «conocimiento» diario que uno pueda ir construyendo (que es mucho, en el caso de los profesionales de distintos ámbitos), sino que luego éste puede ser compartido con nuestros contactos, permitiendo el trabajo colaborativo que tan fundamental resulta hoy en día. Con Evernote podremos sincronizar de forma automática notas entre distintos ordenadores y teléfonos que utilicemos nosotros o una red de usuarios. También tendremos la posibilidad de compartir nuestras libretas con los compañeros de trabajo.

En caso de optar por la suscripción premium también gozaremos de una serie de características extras, como son la sincronización de archivos extra entre las distintas versiones del programa que utilicemos, para así añadir, sincronizar, acceder y compartir toda clase de archivos (de Word, Excel, PowerPoint, etc.). Y a parte, existe una versión instalable para ordenadores Mac y Windows (además de versión web) y dedicada para otros teléfonos móviles (Android), que nos ayudará a acabar de complementar la experiencia.

Los usos profesionales que se le pueden dar son muy variopintos: para tomar notas en investigaciones, reuniones, clases, sesiones de brainstorming, etc. (en cuyo caso, la mejor opción seria disponer de un iPad con su buena pantalla); o para recordar esa página web corporativa que nos han recomendado para un proyecto y acceder a ella incluso estando desconectados a la red después; para plasmar ideas geniales o diseños únicos que nos hayan pasado por la cabeza en un ataque de serendipia y no queramos perder; para tener ordenadas todas las informaciones importantes que cualquier trabajador va acumulando a lo largo del día. Éstas, y toda la montaña de funciones que a cualquiera se le pueda imaginar, están al acceso de todos gracias a Evernote. Y como colofón, no hay que olvidar que se trata de una aplicación gratuita.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...