Mi móvil tiene un virus

Esta frase que a día de hoy aún suena, como mínimo un tanto extraña, va a empezar a ser habitual a partir de ahora. Y es que el fenómeno de los virus en móviles ha crecido en un 1.400% durante los últimos meses, coincidiendo con el enorme incremento en las ventas de teléfonos inteligentes. A penas hay diferencia entre uno de estos utilísimos aparatos y un ordenador convencional, y si la hay es a mejor; podemos hacer más cosas con el móvil o el tablet, desde hablar hasta pagar, y eso lo convierte precisamente en un objetivo muy jugoso para hackers de todo el mundo, que buscan lucrarse a costa de la factura o de la cuenta bancaria del usuario infectado.

Android enfermo

Android es el principal objetivo de los hackers, ya que es el sistema más extendido.

El sistema operativo que más padece de esta afección es Android, y no por casualidad. Si tenemos en cuenta que dicho sistema acapara más de la mitad del mercado de los dispositivos móviles y que es de código abierto, lo que puede dar lugar a una mayor facilidad de infiltración gracias a la fragmentación en las versiones, los laxos controles en las aplicaciones, etc., se hace evidente que el sistema operativo de Google es una perita en dulce para el pirata en activo. Y hay quien piensa que Google no está poniendo todo de su parte para proteger su sistema de eventuales ataques.

Así lo cree el director de investigación de Trend Micro, Rick Ferguson: «No es que Android sea peor tecnológicamente, es simplemente un problema de dejadez por parte de Google. No ha puesto las medidas de protección necesarias y encima tiene la mayor cuota de mercado. La amenaza es seria y real.» A finales de este año solamente, según apunta Ferguson, el malware en móviles podría llegar a los 130.000 virus. De la misma opinión es  Eugene Kaspersky, fundador de Kaspersky Labs. Para el informático ruso, «la gente ya sabe que no puede tener un PC sin protección pero esa convicción no ha llegado al móvil. Y el peligro es el mismo.»

Desde Google niegan la mayor y echan balones fuera. Para Chris DiBona, jefe de programas de sofware libre de la compañía, «las empresas de seguridad intentan meter miedo a la gente para venderles protección en Android, RIM o iOS. Son unos charlatanes y unos estafadores, deberían estar avergonzados de sí mismos.» La realidad es que resulta muy sencillo crear un troyano, infiltrarlo en una aplicación y que ésta sea aceptada en el Android Market. Una vez allí es coser y cantar: con sólo descargar la aplicación el móvil del usuario queda por completo a merced del hacker. Hasta podría grabar sus conversaciones privadas si así lo quisiera.

Sea como fuere, que el fenómeno de los virus en los móviles se ha visto fuertemente incrementado en los últimos años es un hecho completamente real. Entre 2005 y 2010 se detectaron unos 1.200 ataques. Ahora esa cifra se produce en tan sólo un mes. Y de entre todos los sistemas operativos, Android es el más vulnerable en ese sentido. Hasta un 75% de todos los ataques que se detectan tienen al sistema de Google como objetivo. Una cifra que debería como mínimo ponernos en alerta y hacernos tomar conciencia de la importancia que tienen los datos que maneja nuestro teléfono. El arriba firmante como mínimo ya instaló un antivirus tan pronto como descubrió que existían. Concretamente el avast!, que es gratuito. Por si acaso. Al fin y al cabo, no me cuesta nada.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...