Los tres pasos de la reputación online

La mayoría de empresas, en algún momento u otro, han tenido que reflexionar sobre si deben o no gestionar su reputación. Lo más recomendable, según los expertos, es actuar proactivamente y gestionar directamente la reputación, porque está claro que no podemos evitar ser digitales. Pero, ¿cómo lo podemos hacer? ¿Cómo podemos gestionar nuestra reputación?

Socialmention es una herramienta que nos puede ayudar a medir nuestra reputación

Pues, la manera más simple de entenderlo es en tres pasos, los pasos que toda entidad debe seguir para cuidarse la reputación en Internet. Esto es algo sin duda muy importante para los encargados de marketing online en los tiempos que corren. Apuntad:

1. Escuchar
Quiere decir monitorizar qué se dice en la Red sobre nosotros, nuestra empresa, nuestra marca, los directivos de la empresa, etc. Y también ver quién habla de los temas que nos interesan e identificar aquellos bloques o espacios en los que nos gustaría ser citados. Por eso resultan muy útiles herramientas gratuitas como Socialmention y IceRocket, aunque hay muchas más.

2. Conversar
La segunda fase del plan consiste en definir la estrategia. Hay que definir qué queremos conseguir (objetivos), como lo conseguiremos (estrategia) y elegir las plataformas más adecuadas. Aquí, el mapa de las redes sociales de Dosdoce nos será muy útil para seleccionar a qué plataformas nos interesa estar en función de los objetivos que nos hemos marcado.
Debemos tener en cuenta pero que hemos elegido las plataformas en la segunda parte del plan, pero que no hemos empezado el plan para la elección de redes sociales. Una vez definida la estrategia, hay que diseñar el plan de acción. Ver qué acciones pondremos en marcha y en qué momento, es decir, definir el calendario. Pensad que no hay que empezar con presencia en todas las redes sociales: podemos empezar creando un blog y más adelante ampliar con Twitter, Facebook… No hay recetas válidas para todos, dependerá de sus objetivos. Es ahora el momento también de definir la línea editorial de nuestra presencia en la Red: ¿qué publicaremos en el blog? ¿Y en Twitter? ¿Y en Facebook? ¿De qué temas no hablaremos? ¿Cómo abordaremos una crítica negativa?

3. Medir
Ya hemos puesto en marcha el plan y es ahora cuando hay que medir los resultados que estamos obteniendo, para ver si la estrategia funciona o hay que ajustarla. Definir los indicadores no es fácil, pero es necesario para poder valorar las acciones que estamos realizando y si se cumplen los objetivos.

Hay que tener en cuenta que este plan es aplicable tanto a nivel personal-profesional como empresarial. ¿A qué esperáis para empezar a gestionar vuestra reputación digital?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...