Lecciones sobre seguridad online

Toda empresa debería sacar tres lecciones importantes de los casos de ataques hackers que han sufrido grandes empresas, como Sony y su Playstation Network hace unos meses. La primera de todas, clara y concisa, es que la seguridad es muy importante, seas la empresa que seas y del tamaño que sea.

Las empresas deben tener en cuenta que la seguridad es primordial, para ellas y sus usuarios

La segunda lección es que la seguridad no sólo depende de una parte. También nosotros, como usuarios, somos responsables. Tenemos que saber valorar que nuestros datos no sólo son importantes: su mal uso puede originar problemas, que pueden ir del nivel de las molestias (recibir más correo basura si se divulga nuestra dirección de correo), los pequeños inconvenientes (que de anular cargos no procedentes en nuestra tarjeta de crédito) hasta serios problemas (que se haga uso de nuestros datos para suplantar hacernos en la contratación de servicios con otras empresas, que terminan siendo problemas al haber de anular los mismos).

Como usuarios que somos todos debemos tomar conciencia de facilitar sólo aquella información mínima que consideramos necesaria en cada momento. Normalmente no actuamos así y tenemos la tendencia a facilitar todo lo que nos piden… y si alguna vez nos piden más de la cuenta, seguro que el regalo de una memoria USB o el hecho de participar en el sorteo de cualquier trasto hace que superemos nuestras reticencias.

Cuesta encontrar una entidad financiera que tenga la visión de ofrecer un producto bien simple y útil: la posibilidad de definir una tarjeta de crédito virtual, con una capacidad de crédito limitada, asociada a un servicio en particular y con un volumen de información menor de lo que actualmente asociamos a las tarjetas de crédito. Es decir, que si tengo que facilitar los datos de la tarjeta a Sony, por ejemplo, pueda definir un número de tarjeta virtual único. Cuando tenga que suscribir en cualquier otro lugar donde sea necesario hacer un pago, tendré que generar una nueva tarjeta de crédito virtual.

En cualquier caso, los usuarios debemos asumir nuestra propia responsabilidad en todo el proceso y no delegarla exclusivamente en el buen quehacer de los demás. La mejor medida de seguridad comienza por nuestro uso responsable.

La tercera y última lección es sobre la importancia que la seguridad debe tener en los servicios actuales, especialmente a medida que cada vez dependemos más de los servicios virtuales que cuelgan de Internet para la realización de todo tipo de tareas. La nube nos ofrece muchos servicios innovadores y útiles, con funcionalidades que hasta ahora sólo podíamos soñar y que ahora ya empiezan a ser una realidad. Pero estas funcionalidades no deben ponernos un lado a los ojos para ignorar los problemas de base.

La seguridad debe ser un elemento fundamental en el diseño de los servicios y debe encontrarse en todas las capas de la infraestructura que utilizamos, aplicándose de una forma cuidadosa por parte de todos los participantes. Empezando por el usuario, pero muy especialmente para todas las empresas a las que delega la correcta conservación de una información que es propiedad nuestra.

Foto: DeclanTM

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...