La seguridad empresarial (y personal) en las redes sociales

Las redes sociales son ya un hábito entre los usuarios de Internet, llegando a ser generalmente el principal motivo para conectarse a la Red. Sin embargo, el hecho de compartir tanta información de manera pública, conlleva sus peligros para las personas y las empresas. Entre los peligros más comunes encontramos el malware o código malicioso -ejecutan códigos malignos que propagan todo tipo de amenazas ya que al lograr que un mensaje circule entre los usuarios enlazando a un archivo dañino, hará que un atacante alcance su objetivo-, privacidad y robo de identidad -uno de los ejemplos más claros son empleados compartiendo información de la empresa, que puedan poner en peligro la integridad de la misma-, fuga de información y reputación para la empresa.

seguridad red social

Las redes sociales: todo un universo, que puede traer muchos problemas

Por eso uno se pregunta, las redes sociales en la empresa ¿sí o no? Este es uno de los grandes dilemas, y permitir el uso de la red social no siempre tiene que significar un riesgo. Es más, compañías como Sophos desaconsejan completamente la prohibición total. «Negar por completo el acceso de los empleados a su sitio favorito de redes sociales puede conducir a éstos a encontrar un camino adyacente para romper esta prohibición y seguir entrando en estos sitios, situación que podría abrir mayores agujeros en la seguridad corporativa», explica su consultor de Tecnología, Graham Cluley. Siempre son bienvenidos algunos consejos sobre seguridad:

  • Utilizar antivirus.
  • Definir las políticas de seguridad en la empresa.
  • Desarrollar campañas de educación y concientización sobre los riesgos asociados y así evitar que los usuarios sean victimas de los diferentes ataques que se presentan en las redes sociales.
  • Se puede realizar un filtrado de acceso a determinados sitios de las redes sociales,  en determinadas ocasiones y comprobar la información que su organización y el personal comparten en la Red, y en el caso de que se trate de datos cruciales que atañen al negocio, evaluar la situación y actuar de manera apropiada.
  • Prestar atención al material que se sube, elegir a las personas a las que se acepta la solicitud de amistad, proteger los datos mediante la configuración de la privacidad.
  • Cambiar las contraseñas periódicamente.
  • Consultar (por ejemplo, Facebook tiene un área de seguridad que ayuda a sus usuarios) ante la sospecha de algún material malicioso o malintencionado.  

Fuente: Ticbeat, Tecnología pyme, Pulso social, Tendencias 21, La Flecha

Foto: BBVAtech

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...