La burbuja de filtros

Hoy en día vivimos enganchados a un Internet eminentemente social y viral, en el que los contenidos fluyen de forma libre, veloz y reproductiva. La proximidad es un termino que se ha vuelto más relativo aún si cabe. Todo está cerca por lejos que esté, a la vez que lo más próximo puede parecernos lejano si no lo oímos con claridad. Es en este sentido que los gurús de las redes sociales se han empecinado en destacarnos para cada uno de nosotros lo que más nos debe ser importante, simplemente porque sucede muy cerca nuestro. En este sentido, y como dijo el mismo padre de Facebook, puede ser más importante para nosotros que se muera una ardilla en nuestro jardín que gente en África.

La burbuja de filtros explica nuestra experiencia personalizada en Internet

¿Qué pasaría pues si la red nos mostrara los resultados de búsqueda según un criterio de relevancia, específico según nuestras características? De hecho, ya lo hace. Y de esto se le llama «la burbuja de filtros», un término que da nombre a una teoría desarrollada por Eli Pariser, presidente de la Junta de MoveOn.org y co-fundador de Avaaz.org. Y tanto para los particulares como para los responsables de comercio electrónico de las empresas, es un término que deben dominar.

¿En qué consiste «la burbuja de filtros»? Los sitios web, como Facebook o Google, utilizan algoritmos para tratar de averiguar de forma selectiva la información que un usuario le gustaría ver partiendo de la información que él mismo proporciona con su comportamiento y actividad diaria ante el ordenador (búsquedas, clics a me gusta, comentarios, ubicación…). Como resultado, estos sitios web tienden a mostrar los resultados que algorítmicamente están más de acuerdo con el punto de vista del usuario, obviando u ocultando el resto de resultados. En la práctica, como explica Eli Pariser en TED Talks, dos personas con gustos y personalidades diferentes, que realizan la misma búsqueda en el mismo momento, podrían obtener resultados totalmente opuestos. Eli lo explica así:
«La burbuja de filtros es el universo propio, personal y único de información que uno vive en la red. Y lo que haya en la burbuja de filtros, depende de quién es uno y lo que uno hace. Pero el problema es que no decidimos lo que entra. Y más importante aún, no vemos qué es lo que se elimina.»

En el último Summit 2011 se debatió cómo la tecnología está re-inventando el periodismo. Eli Pariser también participó y en su intervención propuso la colaboración de editores y algoritmos en el filtrado de contenidos para conseguir que la información llegue mejor a los usuarios. También alabó la labor de curación de contenidos para aportar posibles soluciones al problema.

Imagen: Shannon Marie Robinson

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...