Instagram: el poder de la imagen

Instagram, la red social donde podemos compartir las fotografías que hacemos con nuestro móvil, está creciendo a un ritmo imparable. Se calcula que ya tiene más de 5 millones de usuarios que han colgado más de 150 millones de fotografías.

Instagram puede ser una potente arma para la comunicación empresarial

Cada día son más los usuarios que se ven atraídos por algo tan sencillo como compartir fotografías, añadiendo filtros para que sean más atractivas, y comentar las que cuelgan otros usuarios. El éxito de esta red es tal que las aplicaciones relacionadas están surgiendo como setas.

¿Pero cuál es la gracia de Instagram? Democratiza la fotografía. Con un teléfono móvil y con apenas quince filtros para escoger parece que nuestras instantáneas sean buenas y todo. Nos hace sentir como pequeños artistas capaces de captar con cierto talento lo cotidiano. Y eso, amigos, alimenta el ego 2.0 una barbaridad. No hace falta decirlo. También es cierto que nos permite exprimir al máximo el potencial de la cámara de nuestro móvil y ya no nos limitamos a hacer fotos y guardarlas en la memoria del aparato, y que nunca descargaremos en el ordenador.

¿Y cómo podemos aprovechar esta red como profesionales? Pues para empezar, es una buena herramienta para crearnos una reputación digital. No hay que despreciar en absoluto. Además, nos permite enlazar con todos nuestros amigos y followers de Facebook y Twitter. Sinergia absoluta. También puede ser una herramienta muy potente para campañas de comunicación de nuestros productos o servicios, e incluso promociones. La audiencia se vuelve loca para poder compartir y difundir sus instantáneas. ¿Por qué no los echamos anzuelos en Instagram? ¿Por qué no los hacemos participar? No es en ningún caso una red social menor y en cambio está siendo poco utilizada por los responsables de los medios de comunicación. Y no tiene ningún sentido. En un mundo cada vez más audiovisual, no hay nada más potente que el poder de una imagen.

Cabe destacar que apenas hace un mes los medios se hacían eco de que Instagram ya era la mayor red social móvil. Es importante notar el adjetivo móvil al final de la oración, ya que no se trata de competir contra Facebook o contra Twitter, tradicionalmente grandes redes sociales que nacieron primero en la web y luego dieron el salto a los dispositivos móviles en forma de apps, sino aplicaciones nacidas por y para la movilidad y con una actividad social que se desarrolla principalmente en la aplicación y que se complementa o se aumenta con una web.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...