Una breve historia de las aplicaciones empresariales

¿Para qué necesitan las empresas las aplicaciones empresariales? Porque son sistemas que abarcan todas las áreas funcionales, y su tarea es ejecutar procesos de negocios en toda la empresa. Así, ayudan a esta a volverse más flexible y productiva mediante la coordinación más estrecha de los procesos y la integración de grupos de procesos. Las aplicaciones empresariales han buscado siempre una mayor eficiencia y productividad de las empresas. Desde su existencia, han facilitado las tareas y han permitido, en gran parte, el grado de desarrollo actual.

trabajar con ordenadores

Las aplicaciones empresariales son un elemento importante a la hora de mejorar la productividad

Entre las principales aplicaciones empresariales encontramos los sistemas de planificación de recursos empresariales o ERP. Estas se encargan de acelerar la comunicación y los flujos de  información en la compañía, facilitándole la coordinación de las tareas cotidianas. Podemos tener todo lo básico en un único software, y están enfocados principalmente en procesos internos, aunque algunos pueden tener transacciones con clientes y proveedores. También tenemos los sistemas de administración de la cadena de suministros o SCM, que ayuda a las empresas a manejar las relaciones con sus proveedores. Los CRM o sistemas de administración de las relaciones con el cliente aportan información para que seamos capaces de coordinar todos los procesos de negocio relacionados con los clientes. Por último, los sistemas de administración del conocimiento (KMS) permiten organizar de la mejor manera sus procesos para captar y aplicar el conocimiento y la experiencia.

Por su parte, los procesos pueden llevarse a cabo dentro de intranets y extranets, que emplean tecnologías y estándares de Internet para integrar la información de varios sistemas y presentarla en formato Web. Todas las empresas tienen una infraestructura de TI, que es un conjunto de dispositivos físicos y aplicaciones de software que necesita la empresa para funcionar, y son capacidades humanas y técnicas. Esta ha tenido diversas etapas:

  • En los comienzos, eran máquinas de contabilidad y ordenadores con funciones básicas en el mejor de los casos. Se utilizaba únicamente para tareas contables.
  • En la era de los mainframes (1959-1981): se ejecutaba un proceso centralizado que a su vez podía estar conectado mediante una red a miles de terminales.
  • Era del ordenador personal (1981-1983): uso independiente de ordenadores personales con herramientas de productividad de oficina.
  • Era cliente/servidor (1983-1992): los ordenadores personales estaban conectados en red a otros ordenadores con servidores más potentes que se encargaban de la mayor parte de la administración y el procesamiento de datos.
  • Era de las empresas en Internet (1992-actualidad): PCs conectadas a redes para que la información pueda fluir libremente en la organización.

Fuente: SlideShare

Foto: Encuentro Edublogs

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...