En tiempos de crisis… marketing eficiente

Hay aquella sentencia que dice que “el 50% de la inversión en marketing no sirve para nada, pero como no sabemos qué mitad sirve y cuál no, continuamos invirtiendo el 100%”. Las empresas hoy en día, están sufriendo un descenso en el consumo debido principalmente por el momento de crisis que vivimos, pero también por la alta oferta de productos y servicios que hay en los mercados. Paradójicamente, esto está provocando que los presupuestos de marketing vayan disminuyendo año tras año. Sin entrar en temas de si es adecuado o no bajar el presupuesto de una de las principales herramientas de competitividad a las empresas, lo que está claro es que a partir de ahora tenemos que ser conscientes de cada euro que invertimos. Hemos ser capaces de reducir los costos de operación pero siempre enfocándonos en el objetivo y la estrategia de negocio que desarrollamos.

Las claves para ahorrar en MK es virar hacia la eficiencia en las estrategias

Porque, conseguir llegar a tu mercado ofreciendo soluciones a las necesidades del consumidor y satisfaciendo sus deseos, no quiere decir necesariamente, una gran inversión económica. El marketing low cost o mejor dicho, el marketing eficiente permite dar respuesta a esta situación de mercado: menor coste y mejores resultados. Tenemos que poder rentabilizar cada una de las acciones y, por ello, es previo tener presente una buena estrategia y un buen equipo de trabajo. Las nuevas tecnologías hacen el resto.

>
Estos tres aspectos no son sólo al alcance de la gran empresa. La PYME, la micro-empresa y el colectivo auònom, puede acceder hoy día a estas nuevas herramientas. Este marketing más accesible permite a estos segmentos de empresa competir con las grandes compañías en igualdad de condiciones, midiéndose más por la eficacia de la estrategia y la calidad de sus productos y servicios, que por la propia capacidad de inversión.

Debemos huir de la comparación de “low cost” con decrecimiento de la calidad y conectarlo con eficiencia y rentabilidad de recursos. Es decir, mediante la utilización de herramientas como el e-mail marketing, boletines electrónicos, posicionamiento orgánico y adwords, programas de afiliación, uso e integración de las redes sociales, analítica web, … basados ​​en una estrategia Social CRM que permita entender el negocio con un enfoque hacia el cliente desde una perspectiva de 360 ​​º.

Como empresa, grande o pequeña, tenemos que tener claro cuál es nuestro objetivo y desarrollar una estrategia que nos dibuje el camino para llegar. Acciones muy enfocadas a dar un paso tras otro, integrando todas las herramientas de que disponemos, especialmente, Internet. Herramientas que no tienen el coste de las acciones a grandes medios como la televisión o la prensa escrita, pero que pueden llegar a ser más efectivas en determinados segmentos donde la clave es el nicho de mercado y la interactividad con el consumidor. Por lo tanto, representa una oportunidad única para que las empresas y los profesionales del marketing que trabajan, adecuen la estrategia de negocio con ideas innovadoras y seductoras por el cliente, en función de sus recursos humanos y económicos, y sean capaces de hacer frente a las grandes corporaciones de una forma ágil y flexible. No hay excusas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...