Emprendiendo en redes sociales

Parece ser que aún hay terreno por labrar de sobras en el mundo de las redes sociales. Si ya hace tiempo que a la sombra del todopoderoso Facebook nacieron infinidad de pequeñas (y no tan pequeñas) empresas que decidieron hacer negocio con las redes sociales, la cosa no se para ahora. Y nos lo demuestran proyectos como el que hoy queremos explicaros y que ejemplifican a la perfección como uniendo tradición y nuevas tencologías se pueden tirar adelante conceptos emprendedores maravillosos.

Las redes sociales continúan siendo una buena oportunidad de negocio

Así es como dos residentes en la ciudad catalana de Manresa han creado una de las primeras redes sociales del Estado para los aficionados y profesionales del mundo del vino. Se trata de Vinthink, una plataforma donde los usuarios pueden hacer recomendaciones y comentarios sobre los vinos que prueban. Sus creadores explican que la red pretende hacer accesible información como las notas de cata y descripciones técnicas que las bodegas suelen generar y que mucha gente no entiende. Al parecer el boca-oreja funciona muy bien en el mundo de los vinos y Vinthink potencia este contacto entre los consumidores. En tan sólo un mes, la red ya cuenta con unos 1.500 usuarios y tiene una base de datos de 58.000 vinos y cavas de 11 .000 bodegas de Cataluña, España, Francia, Italia y Estados Unidos.

Los creadores de Vinthink explican también que la idea nació en una cena en la que no recordaban el nombre de un vino que les había gustado, ni tampoco la añada ni la bodega. Para evitar este problema uno de ellos, ingeniero informático de profesión, decidió crear un programa para la PDA que ha ido evolucionando hasta convertirse en una red social.

Vinthink permite así hacer valoraciones y recomendaciones, buscar bodegas según la zona y la Denominación de Origen o bien, hacer una lista de los vinos preferidos. Además, se pueden crear eventos relacionados con el mundo vitivinícola y, en el caso de buscar un vino y no encontrarlo, se puede dar de alta y subir la foto para que quede en el registro de vinos de la red. Además los usuarios pueden tener perfiles públicos, a los que puede seguir todo el que quiera, y otras de privados, que para seguirlos es necesario que aprueben una petición de amistad.

La web también cuenta con una aplicación gratuita para iPhone, Facebook y Twitter. En el caso del teléfono móvil, la aplicación tiene las mismas características que la página web, pero además cuenta con un geolocalizador que permite saber qué bodegas y vinos son propios de cada zona y las actividades relacionadas con el mundo del vino que se llevan a cabo.

La web también dispone de la plataforma Vinthink Profesional pensada para bodegas y empresas del sector. Según Rojas, a través de esta opción, las bodegas pueden promocionar sus productos y, al mismo tiempo, conocer las tendencias y los gustos de los consumidores.

Estar presentes en Vinthink es totalmente gratuito para los usuarios porque, no se quiere «agobiar» al usuario con publicidad. Sin embargo, la plataforma también dispone de una opción de pago para los elaboradores de vino y cava que, entre otras ventajas, da a las bodegas y a sus productos un mejor posicionamiento dentro de la red social. De ahí es de donde se obtienen los recursos económicos de Vinthink.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...