El valor del conocimiento en la sociedad de la información

Partiendo de la premisa que el conocimiento es un intangible del mercado del conocimiento, y un elemento más de la cadena de producción, se podría decir que cada día se hace más necesario ofrecer conocimiento como un elemento intangible para añadir a las cadenas de producción o los servicios.

El conocimiento es divulgado por los profesionales en la web 2.0

¿Quién ofrece conocimiento y qué? ¿Quién lo transforma para aplicarlo? ¿Cómo se detecta la oferta de conocimiento? Donde se va a buscar? ¿Dónde se compra? ¿Qué precio tiene?

Tradicionalmente las universidades han empaquetado conocimiento en programas formativos en formato de cursos, programas de verano, carreras universitarias, masters, postgrados… que compran los estudiantes. El conocimiento también se empaqueta en libros, revistas científicas, congresos, ponencias. Lo compran estudiantes o especialistas. Todo este tipo de conocimiento que se empaqueta y se compra es explícito. Los vendedores de conocimiento se han preocupado de transformarlo de tácito a explícito, y el proceso de aprendizaje lo convierte de explícito a tácito.

En los últimos tiempos, si hacemos un vistazo al universo de la web 2.0 y las redes sociales, vemos muchos paquetes de conocimiento en forma de enunciados, artículos, reflexiones, experiencias,… a través de blogs, comunicados de prácticas o comunidades virtuales, microblogging, imágenes, vídeos, documentos, presentaciones, que se publican en diferentes herramientas 2.0. Todo esto se podría considerar de alguna manera paquetes o dosis enunciativas de conocimiento

Una de las últimas plataformas que llama la atención es la de Dribble.com, un lugar donde los diseñadores y creativos exponen su saber hacer, para poder ser identificados y valorados por los compradores de creatividad y diseño. Al fin y al cabo, la aplicación de la creatividad y de diseño también se basa en altas dosis de conocimiento del sector donde se aplica y de imaginación.

¿Son conscientes los profesionales que utilizan las herramientas 2.0. como herramientas de sociabilización y divulgación, que cada manifestación que hacen reflejan su imagen a partir de así como han empaquetado el conocimiento y las informaciones que distribuyen? Por ejemplo, la descripción del perfil para presentarse, diciendo que saben, cada tweet que emiten, un artículo en un blog, una presentación en un lugar como Slideshare, un documento compartido en un lugar como Scribd, una fotografía de la su trabajo en Facebook o en Flickr, las notas que toman en Evernote…

¿Qué grado de profesionalidad divulgan a partir de cada participación? ¿Como lo perciben los seguidores? Cuando alguna empresa busca conocimiento relacionado con lo que los profesionales emiten, para incorporar a los servicios profesionales basados ​​en la producción de conocimiento en sus procesos productivos, ¿qué grado de confianza les dan, a partir de así como han estructurado la información, lo han diseñada, la han compartido y el grado de interacción y valoración que le han dado?

En la era de la información, a la sociedad red, donde el conocimiento tácito no sólo se encuentra en una sola persona, cada profesional se ocupará no sólo de formarse, sino de divulgar parte de lo que sabe para que los mercados de conocimiento puedan identificar, valorar e incorporar en los procesos de producción. Las herramientas 2.0 son unas plataformas asequibles y fáciles de manejar para la divulgación de conocimiento y la interacción con compradores y vendedores de conocimiento.

Foto: Francescopozzi

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...