El periodismo en las redes sociales

En Internet hay una gran cantidad de redes sociales. Nos referimos a aquellas páginas web donde se encuentran conectadas una gran cantidad de personas que tienen algún tipo de relación como amistad, parentesco o aficiones, intereses o conocimientos en común. En las redes sociales los internautas comentan y publican informaciones y noticias pero, realmente, es un espacio todavía poco explorado por los profesionales del periodismo en general.

Blogger

Los internautas tienen más medios para publicar sus informaciones.

Las redes sociales son muy útiles para la difusión y la primicia de las informaciones, pero también son un peligro. En primer lugar, es mucho más necesaria la verificación de los datos aunque sea más complicado. La posibilidad que tienen los internautas de publicar informaciones es enorme, pero no son necesariamente ciertas. En ese momento, el criterio del periodista prima, debe estudiar si la información es cierta y si se debe difundir. Vulnerar el honor o la imagen de una persona es un riesgo que no debe correrse.  El rigor y la profesionalidad en este sentido puede ser uno de nuestros mejores seguros de vida, por decirlo de forma metafórica.

Y si hay algo que caracteriza las redes sociales es la viralización de la información. Una noticia se extiende rápidamente por la red, frecuentemente aparecen booms, pero a veces son falsos, como las innumerables veces que Fidel Castro ha fallecido en Twitter. Por lo tanto, estos medios no son seguros, se difunden informaciones rápidamente sin necesariamente ser ciertas. Por eso, tiene que intervenir la figura del periodista.

Las cosas han cambiado mucho, las nuevas generaciones están abandonando los medios de comunicación más convencionales como la televisión y la radio para irse a Internet. Eso no tiene que ser visto como algo malo, sino como un cambio necesario y los periodistas deben adaptarse a esta nueva realidad.

Por eso, el periodista debe identificarse en las redes sociales como tal, cumpliendo las normas éticas y el código deontológico también en Internet. Debe ser consciente de que la información que se publica estará ahí para siempre, será pública siempre. Por eso, hay que ser riguroso y trabajar con profesionalidad.

Además, el periodista no debe usar las redes sociales simplemente porque están de moda. El uso debe ser el correcto, con un estudio previo sobre en qué redes se encuentra su público objetivo. Por eso, una buena idea es crear una red social propia como por ejemplo Eskup, del periódico El País. Pero no hay que usar las redes como un lugar de promoción. Es decir, no es bueno que un periodista publique una noticia en su página y utilice Twitter para difundirla. La red social debe usarse para aportar nuevas informaciones útiles para los seguidores.

Y por último, es un sitio en el que el periodista está en contacto con sus lectores. De modo que debe ser cercano y agradable, respondiendo rápidamente las dudas y respetando las críticas. Debe tener criterio y responsabilidad desde el mismo momento en que se conecta.

Foto: digitaljournal.com en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...