El mejor sistema para ahorrar en impresión

La publicación de hoy esta dedicada a incorporar dos monitores en nuestros lugares de trabajo, dado que en muchas ocasiones resulta ser un gran método de ahorro en impresión de documentos. El hecho de disponer de dos monitores nos permite visualizar en cualquier momento el documento, factura, o cualquier otro archivo de modo que en lugar de estar cada dos por tres teniendo que imprimirlo, lo vamos visualizando en la pantalla del segundo monitor.

Trabajar con dos pantallas nos evita tener que imprimir una gran cantidad de documentos

Si hacéis memoria, recordareis que en algunas anteriores publicaciones ya hemos hablamos de los beneficios que nos puede aportar el hecho de  trabajar con dos pantallas en la empresa. En el post de hoy hemos decidido centrarnos, ya no en los beneficios que nos aporta relacionado con la productividad, sino en la cantidad de papeles y documentos innecesarios que nos evita imprimir. Así pues, configuramos un equipo de trabajo con doble monitor para utilizarlo como un sistema que nos permite ahorrar en costes de impresión.

Está resultando ser la mejor alternativa en las empresas donde la mayor  parte del gasto de impresión esta encarada al consumo o al trabajo interno. Lo que viene siendo lo mismo para las empresas cuyos trabajadores tienen la costumbre de imprimir cualquier documento que es necesario para trabajar, ya sea para tomar datos, para pasarlo al sistema de gestión, consultarlo etc.

En la mayoría de las situaciones, el monitor que hemos decidido utilizarlos como secundario es panorámico, pero utilizado en posición vertical i si la tarjeta gráfica lo admite. De esta forma se conforma como la mejor opción para tener abierto un documento o una hoja de datos y poder seguir procesando los datos sin ningún tipo de problemas, teniendo una página completa tamaño DIN-A4 a simple vista y sin tener la necesidad de ir consultando.

En la mayoría de empresas que decide llevar a cabo este proceso, lo que hacen muchas veces el problema no es incorporar un nuevo monitor, sino el problema es la gráfica del equipo. En la mayoría de las organizaciones actualmente sobran estaciones de trabajo, a causa de las enormes reducciones de plantilla.

Por este motivo, podemos disponer de otro monitor sin ningún tipo de problema. Aunque en muchas ocasiones la tarjeta gráfica no nos permite conectar dos monitores. Esta no resulta ser una ampliación muy costosa, ya que el rendimiento del equipo, que se utiliza en la mayoría de situaciones son gráficas integradas que suelen mejorar bastante el proceso.

La realidad es que logramos conseguir un gran ahorro en impresión gracias a este modelo de trabajo, lo cual resulta ser muy importante. Sobre todo, teniendo en cuenta que estas tareas se suelen repetir de un modo muy habitual, por lo que en la factura al final de mes resulta ser una cantidad muy importante, tanto si la impresora es de nuestra propiedad, como si no lo es.

Foto: Palomaleca

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...