Dificultades en el envío de newsletters

Hacer una buena newsletter es complejo. Vamos a ver a continuación algunas reflexiones en torno a este sistema de comunicación empresarial y comercial que ha tenido su momento de auge y que quizás se encuentre ahora en momentos de debate y cambio.

A la hora de enviar newsletters nos pueden surgir distintos retos

  • Es difícil elegir contenidos: conseguir que leemos un correo electrónico que tiene pinta de publicidad es complicado. Hay que elegir qué ponemos para llamar la atención de los lectores.
  • Es difícil programarlo: Cada lector de correo trata el html de forma diferente. Lo que se puede hacer con Outlook, es incompatible con el Thunderbird, y no hablamos de Hotmail, Gmail, etc …
  • Es difícil enviarlo: Cada vez los filtros anti SPAM son mejores y hay que hacerlo muy bien porque todo el mundo reciba un newsletter y no sea rechazado por los servidores de correo electrónico.
  • Y sobre todo es difícil testear, diciendo: Debido a la gran variedad de programas / webs lectores de correos electrónicos hay que comprobar el resultado en todos ellos, e incluso, después de haberlo mirado del derecho y del revés, cuando envías el correo definitivo acaba fallando en uno u otro.

¿Cuando, con qué frecuencia y qué hora es mejor hacer un envío?
Normalmente casi todo el mundo coincide que el viernes y lunes son los peores de la semana para hacer el envío. Los mejores días son miércoles y jueves según los estudios que se han realizado, pero todo depende de cuáles son los destinatarios del boletín electrónico. Lo óptimo sería adecuar la temática y la periodicidad de nuestro boletín electrónico a aquellos que lo recibirán. Hay que ir probando. Generalmente, el mejor horario para enviar los correos electrónicos es de 07:00 a 10:30.

Envío masivo
Para evitar que el correo sea detectado como SPAM, habría que seguir los consejos siguientes:

  • Enviar los correos de uno en uno.
  • Si se envía más de un correo simultáneamente utilizando (bcc), hay que hacer paquetes el más pequeños posibles y agruparlos por dominio.

Tratamiento de los rechazados
Una lista con muchos correos electrónicos puede contener muchos errores. Hay que establecer una política de eliminación de los correos erróneos para eliminarlos de la lista. Los motivos de rechazo de un correo pueden ser temporales o definitivos, por lo tanto no se puede ser muy drástico a la hora de eliminarlos. Por ejemplo, se puede decidir eliminar un correo electrónico cuando haya sido rechazado tres veces por el usuario de un gestor de correos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...