Cómo usar los hashtags de Twitter

¿Y si los hashtags (las palabras que etiquetan las conversaciones y que se escriben con una # delante) no sólo sirven para etiquetar conversaciones en Twitter? Bueno, que son útiles para organizar la información, eso está claro, pero ¿habéis pensado alguna vez que pueden servir para mucho más que el seguimiento de conversaciones?

Los hashtags de Twitter sirven para mucho más que clasificar

Uno de los temas que más interés despierta entre los expertos en comunicación online es el uso de los hashtags en Twitter: ¿hasta qué punto son útiles si se usan en exceso y se pueden crear tantos como queramos? ¿No pierden, entonces, eficacia? De hecho, los hashtags no sólo sirven para facilitar el seguimiento de un tema, agrupando mensajes, sino que también pueden tener otros usos. Vamos pues a analizar posibles (buenos) usos de los hashtags en Twitter.

Podemos usar los hashtags de Twitter para:

  1. Etiquetar conversaciones. Este es el uso más extendido. De hecho, los hashtags nacen con este objetivo. Podríamos decir que el resto de aplicaciones que veremos a continuación derivan de esta función principal, que permite ordenar las conversaciones en Twitter. # Internet # analiticaweb
  2. Darnos a conocer en un ámbito. Por ejemplo, imaginemos que en nuestro blog siempre tratamos temas sobre Barcelona, podemos buscar #Barcelona y ver (1) quien habla de esta zona y seguirlos si nos interesa, (2) saber sobre qué temas escriben y (3 ) hacer aportaciones de valor para darnos a conocer entre este colectivo. Eso sí, haciendo un uso correcto, nada que ver con casos donde se utilizan hashtags en conversaciones que no tienen relación, buscando sólo publicidad, como el de Bisbal con #prayforjapan.
  3. Crear comunidad. # HcsmeuES, que reúne a tuiteros que hablan sobre Healthcare Social Media en España. O alrededor de un curso: #inesdiCM.
  4. Gestionar situaciones críticas, como catástrofes: Chile, Haití, Japón o crisis.
  5. Buscar trabajo, a través de #empleo. Más información en Mashable.
  6. Movilizarse. Un ejemplo reciente y cercano es la iniciativa #sinpreguntasnocobertura.
  7. Informar en tiempo real de un evento, como en el caso de la revuelta de Irán y las actuales revueltas árabes, donde, además, sirvió para saltarse la censura. U otro tipo de eventos como #bodareal, #F1, #comdig, donde los hashtags pueden servir también para plantear preguntas a los ponentes sin asistir físicamente al encuentro.
  8. Hacer recomendaciones, a través de etiquetas genéricas como #recomendar u otros convertidas ya en tradición, como el Follow Friday #ff, a través de la cual se recomiendan tuiteros todos los viernes (o, al menos así era originalmente, ahora se ven #ff también otros días de la semana).
  9. Compartir reflexiones o gustos.
  10. Conversar sobre un libro (#wikileakslibro), un anuncio o cualquier otro tema.

Todo ello siempre que el uso de los hashtags sea correcto. Antes de crear un hashtag, es mejor comprobar si existe uno para este tema. Crear en exceso puede distorsionar la conversación, que se diluirá bajo diversas etiquetas.

También es importante que los hashtags sean breves y no hacer un uso excesivo. Más de tres hashtags cada tuit pueden incluso dificultar su lectura (no olvidemos que estamos hablando de mensajes de 140 caracteres). Algunos consejos para crear hashtags y recomendaciones para seguir hashtags y sacarles el máximo partido.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...