Cómo hacer rentable un proyecto digital

Distribución, fidelización y monetización. Estos son los tres pilares que se han erigido como fundamentales para sustentar cualquier proyecto empresarial digital que aspire a ser rentable. El camino es conseguir captar más audiencia a través de contenidos atractivos y saber transformar esta audiencia fidelizada en beneficios a través de suscripciones, publicidad y comercio electrónico.

¿Para que un proyecto digital funcione hay que entenderse con Google?

Cualquier estrategia fuera de este marco puede resultar interesante desde el punto de vista tecnológico, pero difícilmente resultará rentable para las empresas (dedicadas o no a la comunicación). Demasiadas veces la visión de conjunto se pierde debido a la fascinación por las últimas tendencias del sector. Distribución, fidelización y monetización. En el fondo, estamos hablando de la creación de un nuevo modelo de negocio.

Dentro de este mercado indefinido, Google se ha erigido como la primera gran compañía que consigue crear un gran negocio de comunicación a nivel mundial basándose en los tres pilares del negocio digital. Porque Google se puede considerar una empresa de comunicación. Conceptualmente su funcionamiento es simple: recoge información y la pone a disposición del usuario a cambio de publicidad. En estos momentos, la inversión en buscadores ocupa prácticamente la mitad de la inversión publicitaria digital a nivel mundial y Google es el máximo beneficiado.

El problema de las empresas de comunicación es que Google no paga los creadores de los contenidos que difunde. Por lo menos no los paga directamente. Hay muchos profesionales del sector que defienden la teoría de que gracias a que Google genera una gran cantidad de tráfico a las páginas web de los medios estos pueden, a su vez, vender publicidad a esta audiencia. Pero también hay muchas voces de directivos de medios de comunicación que se alzan contra lo que consideran una especie de parásito digital que chupa la sangre de contenidos generados por otros.

De todos modos, pocos grupos de comunicación han decidido cortar completamente los enlaces con el gran buscador. Y es en esta lucha agónica por la supervivencia del modelo tradicional de empresa de comunicación que surgen las plataformas de pago por contenidos (paywalls). Aunque hace tiempo que funcionan, nunca tantos grupos de comunicación habían apostado tan firmemente por esta vía. Los micropagos que Apple ha conseguido implantar con éxito en aplicaciones digitales y contenidos musicales gracias a la plataforma iTunes y AppStore buscan ahora su camino para llegar a un público más general.

Aún es pronto para valorar el éxito de las primeras experiencias importantes respecto a las paywalls, pero es interesante ver como los dos gigantes del mundo digital se están centrando muy en serio. Google (otra vez) y Facebook están desarrollando sus propias plataformas de pago para contenidos. Quizás, ahora sí, nos estamos acercando a un modelo factible.

El mercado de los contenidos está más abierto que nunca y claramente se está estructurando en torno a los nuevos roles digitales: plataformas de distribución, centros de creación de contenidos y plataformas de pago. Distribución, fidelización y monetización. Seguro que cerrar esta definición ayudará a que los medios de comunicación tradicionales encuentren la rentabilidad en el mundo digital.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...