Aplicación para proteger los archivos colgados en la nube

Cloudfogger encripta los archivos que se encuentran en la nube para evitar así que desconocidos puedan acceder a su información.

Para muchas empresas, la seguridad de sus archivos es de vital importancia. Deben saber dónde están guardados los documentos y tener copias de seguridad para evitar perderlos. Una solución muy satisfactoria, con la aparición de Internet, es la nube, es decir, la posibilidad de mantener los archivos en la red para así poderlos recoger siempre que sea necesario. Hay muchas plataformas de este estilo, que en este blog os hemos presentado en numerosas ocasiones, como Dropbox, ClassicAir o Factury. Para saber cuál utilizar, hay que usar el sentido común y ver las posibilidades que ofrece cada aplicación para encontrar la adecuada y evitar fraudes.

El hecho de colgar los documentos en la red plantea problemas de seguridad como la posibilidad de que accedan a ellos personas no autorizadas. Obviamente, cada aplicación garantiza la seguridad de sus servicios, pero sí que es verdad que pueden producirse fraudes y robos. Por eso, aparece una aplicación llamada Cloudfogger, con muchas posibilidades en las empresas por su efectividad y su sencillez a la hora de utilizarse. Lo que hace es encriptar los archivos de modo que sean su acceso sea muy complicado. Los usuarios pueden acceder fácilmente a los documentos y después pueden bloquearlos a los demás una vez depositados.

Tal y como explican sus creadores en la página web, lo importante de Cloudfogger es la seguridad. Es la principal idea con la que nace esta plataforma, ya que todos los archivos se encriptan utilizando el estándar AES de 256 bits. Y lo bueno es que después pueden colgarse a las nubes de almacenamiento que usen las empresas, como la ya mencionada Dropbox o Google Drive. Pero la diferencia es que los archivos estarán encriptados de modo que ningún desconocido podrá acceder a su interior. Cloudfogger es una aplicación gratuita para Windows 7, Vista, XP, Mac y también es compatible con Android. Próximamente también se lanzará una aplicación para teléfonos con tecnología iOS. En el móvil no se pueden encriptar nuevos archivos, pero sí que se pueden desbloquear los que estén en Internet para leerlos. Por ahora, solo está en inglés, pero si la cosa funciona seguro que pronto estará en español.

Todos los archivos se guardan con el formato .cfog y para abrirlos son necesarias dos contraseñas, una que es pública y otra privada. La contraseña privada se aplica con un algoritmo hash, para evitar los ataques por parte de virus o desconocidos y se almacena de dos formas: una parte en la base de datos de Cloudfogger y otra en el equipo del usuario. Esto tiene muy buenos resultados sobre todo en el momento en que la persona se olvida de su contraseña. Una parte de ella llega a través del correo electrónico, en un mail de verificación al propietario de la cuenta, pero la otra se encuentra en su equipo. Así pues, si un desconocido entra en el correo electrónico, aunque lea los mails, no podrá conocer la contraseña porque le falta una segunda parte, que se encuentra en el equipo bien guardada. Por lo tanto, esta es una posibilidad más para poder trabajar en Internet con seguridad y tranquilidad, para evitar ataques de desconocidos que pongan en riesgo los documentos importantes.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...