Zapatero no abrió la boca durante las deliberaciones del G-20 sobre la crisis

Resumen del G-20. Nuestro presidente estuvo en todo momento atento y receptivo con las exposiciones de los demás líderes. De hecho los presidentes del G-20 incluido Obama solían hacer un gesto con la cabeza y dirigian la mirada hacia nuestro presidente antes de cada discurso como pidiendo permiso para hablar a lo que nuestro presidente en su inconmensurable bondad y sabiduría aceptaba con una movimiento sutil de párpados. Me recuerda a un compañero de trabajo que cuando me casé, no pensaba invitarlo a la boda pero el tio hizo todas las gestiones (hasta hacerme el regalo sin haber recibido la invitación) para acudir a la boda. Al final no me quedó más remedio que invitarlo por pesaooooo. Pues eso.

Cumbre del G-20

Cumbre del G-20

La diplomacia española exhibió como un éxito la presencia de José Luis Rodríguez Zapatero en la cumbre del G-20 celebrada en Londres el pasado 2 de abril. Pero el presidente del Gobierno no abrió la boca durante el encuentro. Y, más allá de “conocer, saludar y conversar en varias ocasiones” con Barak Obama, asistió como un convidado de piedra a los debates sobre la crisis económica y financiera que mantuvieron, a puerta cerrada, los principales líderes mundiales.

Zapatero no intervino en ninguna de las deliberaciones, algunas muy acaloradas, entre los jefes de Estado y de gobierno reunidos en la capital británica, y que, pese a estar vedadas a los medios de comunicación, fueron seguidas de forma clandestina por tres periodistas del prestigioso semanario alemán Der Spiegel que se colaron en una sala contigua tras burlar el dispositivo de seguridad de la cumbre.

Y digo yo…. será porque no tendría nada importante que decir, y a mi desde pequeño me han dicho que “para decir tonterías mejor que no abra la boca”.

No hace falta saber inglés, para eso existen los traductores.

Si no abrió la boca es que el ministro de Deportes no tenía ni nada que decir y ni una idea que aportar. A lo mejor hace mejor papel en alguna reunión del COI o de la UEFA.

Es lógico que no dijera ni pío.

Por un lado no tiene ni idea de economía, y aunque los seiscientos asesores que tiene le hubiesen dicho o enseñado algo para participar en esa reunión, al no hacerlo refleja que pinta menos que Cagaestacas en la Audiencia, o sea, que realmente fué un convidado de piedra y por otro que el resto de pañises participantes no querían ni oirlo, ya bastante sufrieron con verlo, que ya es castigo y repulsivo, si bien demostraron educación al saludarle y hablar algo con él por cortesía , y todo esto nos costó un pastón, simplemente para que aquí en España creyésemos que nuestro Iluminado Guía y Líder ZP estaba tratando de arreglar el mundo o colaborar en ello, cuando en realidad cualquier camarero que allí prestó servicio hizo más por el planeta que él, al menos, estos profesionales de la hostelería colaboraron para que los Presidentes y otras autoridades que allí trabajaron se sintieran cómodos y preparasen estrategias.

La broma fueron 4.000 millones de euros del sudor de todos los españoles.

Creo que Rodríguez Zapatero es una persona enferma de vanidad, de poder, que se cree un ser superior, que lo ha puesto el destino para salvarnos cuando en realidad es al contrario.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...