Vía libre a la recompra de bonos

La compra de bonos propios, una posible solución a la refinanciación de Grecia

Después de la dura crisis del euro desatada a raíz de la búsqueda de un modelo de refinanciación de la deuda griega, cada vez son más las voces que pugnan hacia dos posibles vías de solución: la recompra de bonos con liquidez derivada del fondo de reestructuración o la aceptación de un impago parcial de Grecia. Como la segunda opción continúa siendo el último recurso, al menos oficialmente, para el Eurogrupo, la primera de ellas parece cobrar cada día más adeptos, entre ellos Alemania, que intenta allanar el arduo camino que está suponiendo la implicación de agentes privados en el segundo plan de rescate griego.

El Ministerio de Finanzas del país germano ha manifestado que los fondos de los planes de rescate podrían ser utilizados por los miembros del bloque para recomprar sus propios bonos, y así aliviar el peso del pasivo. Según el portavoz del ministerio Martin Kotthaus, ‘de acuerdo con los instrumentos del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, es posible ya en teoría que un estado obtenga dinero y después lo utilice para recomprar parte de su propia deuda, normalmente con importantes descuentos”, informa el rotativo Expansión.

El Presidente del Consejo de Europa Herman Van Rompuy, uno de los partícipes del pasado cónclave del Eurogrupo

Esta decisión supone un importante cambio de rumbo de la estrategia germana, hasta ahora contraria a este tipo de solución. Sin embargo, en palabras del portavoz de economía del país, Berlín está ahora ‘dispuesto a superar sus tabúes’ en aras de desencallar el que hasta ahora está siendo el mayor talón de Aquiles del proceso de reestructuración.

El cambio de tendencia podría desembocar en una nueva reunión del Eurogrupo en aras de desencallar la maltrecha hoja de ruta del segundo rescate financiero griego. Aunque el portavoz de economía alemán ha señalado que por el momento no hay indicios de la celebración de una segunda reunión urgente, algunos países europeos, especialmente los periféricos, urgen la celebración de un nuevo cónclave que despeje las dudas sobre la financiación griega y estabilice los ataques especulativos.

En este marco, el Ecofin, el organismo que agrupa a los ministros de economía de los Veintisiete, se ha reunido pocas horas después del cónclave del Eurogrupo para intentar abordar el asunto y despejar el terreno. Es en el marco de dicha institución en la que el ministro de Finanzas holandés, Jan Kees de Jager, ha expresado en declaraciones a El Mundo que, aunque el eurogrupo no es para nada proclive, los ministros de Economía de la Unión ya no descarta la posibilidad de un impago griego. El mal menor cada vez está más cerca.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...