Vettel, el tricampeón más joven de la historia

Con 25 años, el alemán ya ha conseguido su tercer título en Fórmula 1 (en 2010, 2011 y 2012).

vettel

Sebastian Vettel, el actual campeón de Fórmula 1

La expectación era máxima. Fernando Alonso podía alcanzar el título de campeón del mundo en Fórmula 1 durante el Gran Premio de Brasil, siempre y cuando Sebastian Vettel no hiciera podio. El alemán no llegó al podio pero Alonso no ganó la carrera en Interlagos, quedó segundo por detrás de Jenson Button y eso no fue suficiente para que el español consiguiera lo que hubiera sido su tercer título mundial de F1. Con la victoria de ayer, Vettel es el tricampeón más joven de la historia de la F1, con tan sólo 25 años. Alonso se quedó a tres puntos de Vettel.

El Gran Premio de Brasil estuvo marcado de polémicas y líos. Las condiciones atmosféricas eran un handicap para todas las escuderías que no dudaban en cambiar los neumáticos de duros a blandos y viceversa para una mejor conducción de sus pilotos. El actual campeón del mundo realizó una doble parada para cambiar a neumáticos secos y luego a mojados, podía haberle pasado factura.

Fernando Alonso, que salía séptimo, hizo una salida espectacular y saltó tres posiciones en las dos primeras curvas situándose cuarto por detrás de los dos McLaren y Hulkenberg. El asturiano tenía opciones para volver a ser campeón, pero dependía de la carrera que hiciera Vettel. En la primera vuelta del Gran Premio de Brasil, el alemán sufrió un percance con Bruno Senna, el monoplaza le hizo un trompo y el coche quedó dañado. Aún así y en última posición, Vettel remontó la carrera y supo aprovechar al máximo su Red Bull quedando en octava posición, suficiente para alzarse con el título de campeón del mundo.

Aunque Fernando Alonso realizó una carrera perfecta y merecedora de un título, la suerte estaba de parte de Sebastian Vettel. Durante la hora y 48 minutos que duró la carrera, el alemán sufrió de principio a fin. Remontó varias posiciones y algunas de ellas algo polémicas, como el adelantamiento a Kobayashi cuando supuestamente había bandera amarilla en pista. Por su parte, la FIA cerró las clasificaciones sin sancionar al alemán y sin investigar lo sucedido. De haber sido cierto que el alemán adelantó con bandera amarilla en pista, Vettel tendría que haber sido sancionado con un drive throug, o una vez finalizada la carrera con veinte segundos de tiempo. Esto significaría que el alemán hubiera quedado octavo y Fernando Alonso se podría haber coronado como campeón del mundo, por tercera vez.

El Gran Premio de F1 ha llegado a su fin. Los millones de espectadores que en la tarde de ayer se reunieron delante de sus televisores para poder celebrar lo que hubiera sido el tercer título para Alonso, vieron una carrera con final amargo. El asturiano logró llegar al podio y quedar segundo, pero no fue suficiente para ser campeón. Sin duda, Fernando Alonso ha hecho la mejor temporada de su vida profesional con Ferrari, pero aún así la escudería tiene que mejorar. El monoplaza nuevo de Massa tiene mejores prestaciones que el de Alonso. Alonso tiene confianza en Ferrari y minutos después del Gran Premio de Brasil reconocía: “la temporada que viene vendré igual de fuerte”.

Sebastian Vettel se hizo con el título de campeón del mundo por tercera vez consecutiva, 2010, 2011 y ahora en 2012. Además el alemán ha hecho historia siendo el piloto más joven en conseguir tres mundiales de Fórmula 1. La constancia, precisión y la profesionalidad han hecho que Vettel y la escudería Red Bull hayan ganado esta temporada.

FOTO/ Michael Elleray

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...