Urdangarin comparece ante el juez durante más de 22 horas

Iñaki Urdangarin ha comparecido durante más de 22 horas ante el juez José Castro y el fiscal Pedro Horrach para responder a más de 500 preguntas sobre su implicación en el caso Palma Arena. Urdangarin y su socio Diego Torres son sospechosos de delitos de malversar dinero público, como también falsedad documental y fraude a la Administración. El yerno del Rey responsabilizó su compañero de las irregularidades del Instituto Nóos afirmando que él no pasaba las facturas, “eso debía controlarlo Diego Torres”. Explicó que su figura era institucional, sin intervenir en las decisiones que se tomaban.

En su declaración ante el juez y el fiscal, Urdangarin ha reconocido que hay muchos datos e informaciones que ha olvidado, pero ha insistido que él no gestionaba las empresas. Aún así, sí que se ha responsabilizado por la gestión de la empresa Aizoon, a medias con su mujer la infanta Cristina. Según ha declarado, su funcionamiento y gestión eran correctos.

También ha admitido que el Rey le pidió en 2006 que abandonara los negocios, pero continuó trabajando con Diego Torres hasta 2008 en cuatro proyectos que tenían pendientes y que, según el duque de Palma, formaban parte el ámbito privado y no de ninguna institución pública. Es la primera vez que una persona de la Familia Real comparece ante un juez, que ha querido conocer si la Casa Real conocía los negocios del duque.

Además, el marido de la infanta Cristina ha negado que presionara a José Luis Ballester, exdirector general de Deportes del gobierno de las Islas Baleares, para que le pagara 400.000 euros pendientes por organizar el segundo foro sobre turismo y deporte organizado por el Instituto Nóos.

El fiscal ha querido conocer también todo el funcionamiento de la trama exterior mostrando a Urdangarin una factura que cobró en Suiza. Según ha explicado, era un ingreso para internacionalizar la sociedad Aguas de Valencia. Pero también se le preguntó por su relación con el gobierno balear y valenciano. Se le han pedido explicaciones por las supuestas facturas falsas que entregó Nóos a la Generalitat de Valencia para organizar los Juegos Europeos. Según se ha investigado, Iñaki Urdangarin obtuvo seis millones de euros para el Instituto Nóos durante 2004 y 2007 provenientes del gobierno balear de Jaume Matas y el valenciano de Francisco Camps.

Fuera de los juzgados de Palma, unas 500 personas se han manifestado con banderas republicanas y con gritos contra la monarquía y la corrupción como “Tanto privilegio y tanta nobleza, el pueblo en la pobreza”. Incluso una mujer ha lanzado huevos al coche donde Urdangarin iba de copiloto, pero no ha sido detenida ni multada.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...