Un tercio de los alimentos mundiales se desperdician

Casi un tercio de los alimentos que se producen cada año en el mundo se pierden o se desperdician. Los países desarrollados dilapidan anualmente la misma cantidad de alimentos que África es capaz de producir. Son solo algunas de las conclusiones de un estudio dado a conocer recientemente por la FAO.

Seguro que más de una vez has estado ante un plato de comida que no te gustaba y lo has rechazado o tirado. También es bastante probable que hayas tirado a la basura sobras que ya no te ibas a comer. No eres el único que lo ha hecho. Es más, según los últimos datos de la FAO, cerca de un tercio de los alimentos que se producen cada año en el mundo para el consumo humano se pierden o desperdician. O lo que es lo mismo, aproximadamente 1.300 millones de toneladas de alimentos acaban desperdiciándose mientras hay personas que no tiene nada que comer.

El informe de la FAO arroja resultados sorprendentes, como el hecho de que, aunque pueda parecer mentira, los países industrializados y los que están en vías de desarrollo dilapidan más o menos la misma cantidad de alimentos, 670 y 630 millones de toneladas respectivamente. Por contra, llama la atención el hecho de que los consumidores de los países ricos desperdician cada año casi la misma cantidad de alimentos (222 millones de toneladas) que el total de los que produce el África subsahariana (230 millones de toneladas). Según la FAO, las frutas y hortalizas, además de las raíces y tubérculos, son los alimentos con la tasa más alta de desaprovechamiento.

Un tercio de los alimentos mundiales se tiran o desperdician, segun la FAO.

Pero todo tiene su lógica y mientras en los países en vías de desarrollo las pérdidas se deben fundamentalmente a la carencia de las infraestructuras adecuadas para conservar los alimentos, el bajo nivel tecnológico y la falta de inversiones en los sistemas de producción alimentaria; en los países industrializados el desperdicio es la principal causa de pérdida de alimentos.

Así, el desperdicio per cápita entre los consumidores es de entre 95 y 115 kilos anuales en Europa y Norteamérica, mientras que en el África subsahariana y en Asia meridional y el Sudeste asiático se tiran solamente entre 6 y 11 kilos por persona.

Y el problema, aseguran desde la FAO, no está solamente en el hecho de que los alimentos, un bien al que no todos tenemos acceso, se desperdicie, sino en que además, estos genera problemas colaterales como el desaprovechamiento de  importantes recursos, incluyendo agua, tierras, energía, mano de obra y capital y  la producción innecesaria de gases de efecto invernadero, que contribuye al calentamiento global y el cambio climático.

Así las cosas, la agencia de la ONU defiende una mejor educación de los consumidores con el fin de que estos planifiquen mejor sus compras y no tengan que deshacerse de alimentos cuando se pasa la fecha indicada para «consumir preferentemente antes de». «Los consumidores de los países ricos deberían aprender que tirar los alimentos innecesariamente es algo inaceptable», subrayan desde la FAO.

Imagen: Flickr, evida sana

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...