Un posible final amargo para la fábrica de chucherías Fiesta

La crisis económica no deja indiferente a nadie y esta vez ataca al sector de las chucherías. Como un caríe se asienta en las dentaduras de los empedernidos consumidores de chucherías, la crisis ataca a Fiesta S.A. La fábrica que se instaló hace 49 años en Alcalá de Henares está cada vez más cerca de su cierre.

piruleta

Parecía que Fiesta había conseguido posicionarse en el mercado con un valor de marca importante, que muchas marcas ansían tener. El valor de un recuerdo de la infancia. Para muchos un Koyak, un fresquito o simplemente la piruleta de corazón, forman parte de una infancia feliz.  Un residente habitual de quioscos y ahora un protagonista principal en las tiendas dedicadas únicamente a su venta. Estos productos han jugado un papel en la vida de muchos de nosotros: momentos de parque, de recreo, de cine. Y como una receta, o un hábito ya adquirido, su consumo ha ido pasando de generación en generación. Tras 49 años de funcionamiento podría estar cerca de una agria despedida tras superar diversas crisis.

Tras la publicación en el B.O.E del inicio del proceso de liquidación, parece que el consumo de chucherías propias de la marca va a convertirse en un recuerdo añorado. Un producto, que está cada vez más cerca de convertirse en una simple mención de nuestra infancia y, por qué no, de nuestra juventud. Para muchos ha supuesto una sorpresa, pues son muchas las tiendas de chucherías que inundan las principales avenidas y calles comerciales.


Fuentes de la propia compañía aseguran que los productos de fiesta van a continuar en el mercado, es decir, que podrán seguir siendo un instrumento con el que saborear nuestros recuerdos. Según explican al diario El País, “la empresa continúa su actividad y no va a cerrar”. El proceso de liquidación deja abierta la posible compra por parte de otra compañía.

La liquidación se ha producido a petición propia, pues la compañía no puede hacer frente al convenio de acreedores. El juzgado de lo Mercantil número 4 ha disuelto Fiesta S.A. Inmediatamente se ha finalizado la función de la administración de la empresa, pasando a encargarse de ésta la administración concursal. En la sentencia publicada por el B.O.E se recuerda que cualquier acreedor o persona que se considere legítima en el cargo puede formar parte de la sección sexta que comprenderá lo referente a la calificación del concurso y sus efectos.

La empresa ha abortado la misión hoy de endulzar la vida de sus clientes y consumidores. Los conceptos ya arraigados de Koyak, Fresquito y algunos más, empiezan hoy a anclarse en el pasado.

Vía: Expansión

Imagen: srgpicker en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...