Un juez permite que un maltratador viva con su mujer porque «no tiene dónde ir»

La Audiencia Provincial de Jaén ha autorizado a un maltratador a vivir con su mujer porque tiene 78 años y sufre un gran deterioro de su estado físico y psíquico.

La Audiencia Provincial de Jaén ha autorizado a un hombre a vivir en casa con su mujer a pesar de que ha sido condenado en cuatro ocasiones por maltrato a su esposa y sobre él pesa una orden de alejamiento. El juez que se ocupa del caso, Pío Aguirre, ha aplicado la eximente de necesidad solicitada por la defensa porque, según él, el hombre tiene 78 años y sufre un gran deterioro de su estado físico y psíquico. Además, el magistrado ha afirmado que también se ha tenido en cuenta para tomar esta decisión «el interés de su esposa en convivir con él» dado que el agresor no tenía dónde ir y la mujer le veía vagar por Bedmar-Garcíez, el pueblo en el que viven. Esta polémica decisión va a generar un claro caso de desprotección hacia la mujer porque ni la edad avanzada del acusado ni la voluntad de su esposa de perdonarle aseguran que la mujer no sufrirá malos tratos en el futuro.

Organismos como la Fiscalía de Violencia sobre la Mujer y el Instituto Andaluz de la Mujer ya han mostrado su indignación por la decisión del magistrado porque consideran que es un gran paso atrás contra la violencia de género, que desde el año 2004 se ha cobrado 658 víctimas. La fiscal de violencia sobre la mujer de Jaén, Gracia Rodríguez, ha insistido en que considera necesario que en este caso intervengan los servicios sociales para que pongan a disposición del maltratador una residencia en la que alojarse porque «si su mujer siente lástima de él y consiente su vuelta a casa, el riesgo de nuevo maltrato es mucho mayor».

Por su parte, desde el Instituto Andaluz de la mujer también han mostrado su total desacuerdo con la sentencia. Su coordinadora, Beatriz Martín, ha asegurado que desde el centro van a poner todos los recursos disponibles a disposición de la víctima y harán un seguimiento especial de este caso porque lo más importante es siempre asegurar la seguridad de las víctimas de maltrato. Martín ha afirmado que los argumentos de reconciliación de la pareja declarados por el agresor no le convencen porque normalmente «es el círculo habitual de los maltratadores, dicen que las perdonan y que ya no lo harán, pero vuelven a agredirlas».

Vía: El País

Foto: Csandcom

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...