Un año tras la muerte de Steve Jobs

Se cumple un año de la muerte del fundador de Apple, Steve Jobs. El éxito de la compañía sigue en aumento y es considerada, a día de hoy, la compañía más valiosa del mundo.

La cara más visible de la empresa californiana Apple perdía su rostros el 5 de Octubre de 2011. Con el fallecimiento de Steve Jobs se abría el debate por el futuro de la manzana más famosa el mundo. Pasado un año su éxito es indiscutible y sus seguidores más fieles.

Tras el último fracaso de la compañía con su aplicación de mapas se discute su liderazgo tecnológico en cuanto a innovación. Si bien Jobs representaba la creatividad y era un visionario en su trabajo, existía, y sigue existiendo, un gran equipo que hace posible que Apple siga en lo más alto. Tim Cook  fue miembro de ese equipo clave, a día de hoy ejerce la dirección de la empresa de Cupertino como sustituto del gran Jobs. Cook no pretende alcanzar la personalidad del ex director porque es todo lo contrario. Aún así es consciente de que dirige una compañía en constante evolución y que debe ampliar su mercado y lidiar con las demandas de muchos más empleados. Hasta el momento varios son los éxitos que acumula el nuevo director. Según la capitalización bursátil, Apple se ha convertido en la empresa más valiosa del mundo. A nivel interno, Cook representa una figura mucho más cercana a los trabajadores que el inaccesible Steve Jobs, y así se ha visto reflejado en la mejora de la relación con sus trabajadores. Rasgo muy positivo dada la polémica suscitada por las denuncias de varios empleados de Apple Foxconn (China) por trabajar en condiciones laborales ‘inhumanas’.

La innovación ya no es un trabajo sencillo para los líderes del sector, ni siquiera para Apple. Cada vez es más difícil adelantarse al que será el nuevo producto revolucionario. Es cierto que el gigante tecnológico ha lanzado este año exitosos productos como el nuevo Mac Pro con lector de retina, el iPhone5 o la nueva versión de iPad, pero estos productos no son más que una versión mejorada de otros. El boom del teléfono inteligente o las tabletas de la época de Jobs que revolucionaron la manera de entender la tecnología está ahora muy lejos de resurgir.

Estética, creatividad, tecnología e innovación fueron los ingredientes de la mezcla explosiva que estalló cubriendo de éxito a la compañía californiana. Más allá de ellos continúan las copias, caso de Samsung, pero no competentes empresas que reten a Apple a ocupar su puesto para mirarles por encima del hombro. Seguiremos esperando a que los californianos nos sorprendan.

Vía/ El País

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...